La Familia 3º Parte

El Pacto del Matrimonio


Introducción

 

El Evangelio de Juan afirma (2:1–12) que el primer milagro que Jesús hizo fue convertir el agua en vino en una boda. Lo que podría haber sido una desastrosa fiesta debido a la falta de algo tan importante, se convirtió en una famosa historia.

Hay varias verdades sencillas, aunque profundas, que acontecieron en este milagro de Jesús.

Jesús pidió agua, la sustancia más común de la tierra.
Dijo Jesús. "Llenad estas tinajas de agua"; no se puede pedir algo más sencillo. El resto lo hizo Él.

El amor de Dios por las bodas y los matrimonios tiene un sentido fundamental. El matrimonio fue la primera relación que Dios instituyó. Aquí comienza la bendición en el orden social humano.Las alianzas son un símbolo del matrimonio

 

 

El pacto matrimonial es el vínculo humano entre dos personas  más importante que mantiene unida toda la obra de Dios. Es como  el pacto que Dios ha hecho con nosotros.
Nuestro pacto matrimonial se puede mantener  gracias al  poder de su promesa y en contra de las fuerzas que intentan destruir los hogares y arruinar las vidas. (Marcos 10:2-9)

2 En eso, unos fariseos se le acercaron y, para ponerlo a prueba, le preguntaron:

   —¿Está permitido que un hombre se divorcie de su esposa?
3 —¿Qué les mandó Moisés? —replicó Jesús.
4 —Moisés permitió que un hombre le escribiera un certificado de divorcio y la despidiera —contestaron ellos.
5 —Esa ley la escribió Moisés para ustedes por lo obstinados que son —aclaró Jesús—.6 Pero al principio de la creación Dios "los hizo hombre y mujer" . 7
"Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, 8 y los dos llegarán a ser un solo cuerpo." Así que ya no son dos, sino uno solo.9 Por tanto, lo que Dios ha unido, que no lo separe el hombre. (NVI)

Un pacto es una  alianza, un tratado, un acuerdo, un compromiso.
Esta es una de las palabras de mayor importancia teológica en la Biblia.


El Pacto entre el Esposo y la Esposa


El concepto básico de Cristo como esposo y la Iglesia como esposa es el amor inquebrantable. Pero, ¿cómo debemos mantener nuestro pacto matrimonial cuando hay tantos problemas, y limitaciones humanas  para poder vencerlos?

1. No es posible vivir en unidad con un cónyuge que no tiene el mismo amor por Jesucristo.

2. Pueden ser muy buenos amigos y quererse profundamente. Sin embargo, la verdadera base de cualquier matrimonio es que ambos permanezcan en Cristo. En un matrimonio cristiano, la base segura  para tomar cualquier decisión, ya sea en la formación y enseñanza de los hijos como en los compromisos de la vida, es permanecer en Cristo.

3. Creyentes casados con su cónyuge incrédulo, leer 1º Corintios 7:13-15


pintura representativa de la unión de un hombre con una mujer13
Y si una mujer tiene un esposo que no es creyente, y él consiente en vivir con ella, que no se divorcie de él.14 Porque el esposo no creyente ha sido santificado por la unión con su esposa, y la esposa no creyente ha sido santificada por la unión con su esposo creyente. Si así no fuera, sus hijos serían impuros, mientras que, de hecho, son santos.
15 Sin embargo, si el cónyuge no creyente decide separarse, no se lo impidan. En tales circunstancias, el cónyuge creyente queda sin obligación; Dios nos ha llamado a vivir en paz.
(NVI)

 


El Sexo en el Matrimonio

¿Es importante la relación sexual en el matrimonio?
En Génesis 1:28, Dios le dio al hombre su primer mandamiento, ¿cuál es?

28 y los bendijo con estas palabras:
«Sean fructíferos y multiplíquense;
llenen la tierra
y sométanla;
dominen a los peces del mar y a las aves del cielo,
y a todos los reptiles que se arrastran por el suelo.»

El hombre y la mujer una vez casados forman una sola carne¿Qué significa la frase «una sola carne» en el pasaje Génesis 2.24?

24 Por tanto, dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su mujer, y serán una sola carne.

La Biblia afirma en 1 Corintios 7:2–5 que ni el marido ni la esposa tienen potestad sobre sus propios cuerpos. Esto se refiere a la unión sexual en el matrimonio.

2 pero a causa de las fornicaciones, cada uno tenga su propia mujer, y cada una tenga su propio marido.3 El marido cumpla con la mujer el deber conyugal, y asimismo la mujer con el marido.4 La mujer no tiene potestad sobre su propio cuerpo, sino el marido; ni tampoco tiene el marido potestad sobre su propio cuerpo, sino la mujer.5 No os neguéis el uno al otro, a no ser por algún tiempo de mutuo consentimiento, para ocuparos sosegadamente en la oración; y volved a juntaros en uno, para que no os tiente Satanás a causa de vuestra incontinencia.

El sexo no es todo en el matrimonio, pero muchos matrimonios se han roto por no haber tenido en cuenta la necesidad y la forma correcta de disfrutar del sexo.


El Sexo y los Jóvenes

Jóvenes, comprometanse delante del Señor a hacer un pacto de santidadUna de las cosas que más esta destruyendo a los adolescentes y jóvenes es el tema del sexo antes del matrimonio. La palabra de Dios enseña que el sexo antes del matrimonio es pecado.
El sexo nos aleja de Dios, nos aleja de su propósito y si salimos del propósito, salimos del éxito que Dios nos ha prometido.
Es importante, estar siempre rodeado de gente y nunca a solas con una persona del sexo opuesto. Si tienes un noviazgo con alguna persona, procura estar siempre con la familia, otros jóvenes, pero nunca a solas. 

Es bueno que como pareja decidan hacer un pacto de santidad con el Señor.

Considera también que el sexo en la adolescencia trae muchos riesgos: enfermedades, embarazos no deseados y perdida de identidad. En otras palabras, puedes arruinar tu vida por un momento de tontería y encontrarte con una situación que no planeaste. Otra de las cosas que suceden es la perdida de identidad. Cuando alguien entrega su cuerpo a otra persona, es porque no se ama a si mismo, o no se valora, ya que entrega su cuerpo al mejor postor, haciendo de su cuerpo un objeto cualquiera y no algo que Dios nos ha dado y tenemos que cuidar en excelencia.

Toma un tiempo para hacer un pacto de Santidad con el Señor. Cuídate y el Señor te bendecirá con el mejor hombre y la mejor mujer que necesitas.
Valórate y serás muy grande y Dios te llevara a lo mejor.


El Matrimonio no es necesario para todos

Alguna vez se ha oído que todas  las personas deben casarse en el curso de su vida.
Si bien ésta es la primera opción que Dios dispuso para las personas, la Biblia prevé que algunos por diversos motivos nunca se casarán.
Jesús, mientras reconocía que el matrimonio era la norma, citaba tres ejemplos en los que excepcionalmente optarían por el celibato. (Mateo 19: 10-12)

10 Los discípulos le dijeron a Jesús:

    --Si eso pasa entre el esposo y la esposa, lo mejor sería no casarse.

11 Jesús les contestó:

    --Esta enseñanza sólo la entienden las personas a quienes Dios les da como regalo no casarse.

12
Es cierto que algunos no pueden casarse porque nacen con algún defecto que se lo impide. Otros no pueden casarse porque alguien les ha dañado el cuerpo. Pero también hay personas que no se casan para dedicarse sólo a trabajar en el reino de Dios. Por eso, esta enseñanza es sólo para quienes decidan vivir así.
(BLS)


Algunas personas viven muy presionadas por otros, con la idea de que deben casarse.
Otros creen que sólo van a ser completos si tienen a su lado al cónyuge.
Piensan, equivocadamente, que el matrimonio arreglará todos sus problemas: de soledad,  de tentación sexual, etc.
Esta importante decisión (casarse o no casarse) debe ser tomada bajo la guía del Señor.
Casados o solteros, debemos aceptar nuestra situación y poner nuestra mira en Cristo, no en la preocupación de otras personas, para resolver nuestros problemas.
Pablo aconseja acudir al Espíritu Santo, el que nos guía y nos capacita, tanto a solteros como a casados, en cumplir nuestras responsabilidades en el estado en que nos encontremos.



Divorcio

Dios repudia al divorcio, El quiere que permanezcamos casados siempreJesús dice que es la voluntad de Dios que los matrimonios permanezcan casados, ¿Entonces de quién nació la idea  de que las parejas se separen y divorcien?
Los fariseos y también los discípulos le preguntaron a Jesús “si era lícito al marido “repudiar” a su mujer” (Despedirla, rehusar, devolverla o apartarse)
Jesús les respondió: (Marcos 10:5, 11, 12)

5 Y respondiendo Jesús, les dijo: Por la dureza de vuestro corazón os escribió este mandamiento; (Deuteronomio 24:1)
11 y les dijo: Cualquiera que repudia a su mujer y se casa con otra, comete adulterio contra ella;
12 y si la mujer repudia a su marido y se casa con otro, comete adulterio.

Pero al principio de la creación,…los dos serán una sola carne; así que no son ya más dos, sino uno. Por lo tanto, lo que Dios juntó, no lo separe el hombre “

Él exige la fidelidad y un trato justo en el seno del matrimonio. Dios repudia las actitudes porfiadas y crueles que destruyen este sagrado pacto y dan lugar a pensar en el divorcio.
Obedece a Dios; contrae matrimonio solamente en el Señor y ante el Señor. Sé amoroso y fiel con tu pareja. No consideres el divorcio como una solución ante cualquier problema.
Si ambos son creyentes, confíen en Dios para recobrar la esperanza por haber perdido la fe. Permanezcan siempre dispuestos a aprender una vez más lo que es el amor, la comprensión y el perdón divinos. Dios puede cambiar los corazones y quitar toda su dureza si tan sólo nosotros se lo permitimos.
Es posible que en estos tiempos los hermanos y hermanas, casados o solteros, tengan dudas en uno de estos casos, tanto de noviazgo, separaciones, matrimonio, o ideas de divorcio.
No deben tomar decisiones sin consultar previamente a sus pastores, quienes les ayudarán a hacer todo en la voluntad del Señor. 
Además, porque cada caso ES PARTICULAR, y merece atención preferencial.



Compromiso

Hagamos un Pacto Matrimonial, de estar unidos en el Señor hasta el final.
Toma este fin de semana para hacer algo especial con tu esposo y tu esposa
y declararos el amor mutuo una vez mas.
Jóvenes, pidamos al Señor dirección para escoger el esposo y esposa idóneos
y que amen al Señor con todo su corazón.
Recuerda que no solo tienes una familia de carne, sino una familia espiritual.
Todos somos parte de la misma familia,
la Familia de Dios, el Cuerpo de Cristo.



PDFDescargar en pdf | Escríbenos | Categoría: La Familia | Capítulo nº:3 | Ir al siguiente tema »

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|