La Familia 6º Parte

El propósito de Dios para el hombre dentro de la familia

Introducción

el propósito de Dios para el hombre dentro de la familiaDios creó la familia y sólo habrá bendición si cada miembro desempeña su papel de acuerdo a la Voluntad de Dios, no diciéndose el uno al otro lo que Dios le demanda, sino velando por lo propio.


Lo que la palabra de Dios NO quiere decir

Colosenses 3:19; Efesios 5:25-33; 1 Pedro 3:7

  • Recuerde que su esposa es su compañera y no su propiedad.
  • El hombre debe entender que “Son una sola carne”, si no trata bien a su esposa, en realidad se hace mal a sí mismo.
  • No menosprecie a su esposa.
  • El amor no es sólo un sentimiento, sino una serie de conductas.
  • No busque su propia comodidad.
  • El hombre que es egocéntrico, no trata a su esposa como “coheredera de la gracia divina” y por ende se sale de la Voluntad de Dios.
  • No mida a su esposa desde el punto de vista masculino, acéptela como Dios la hizo.
  • No deje sobre su esposa toda la responsabilidad de instruir a los hijos en el camino del Señor. Deben hacerlo juntos.
  • No piense que sus asuntos, no son asuntos de su esposa.


Lo que la palabra de Dios SÍ quiere decir

  • Los esposos deben rendir sus vidas a Jesús de tal manera que su familia encuentre a Cristo en él, por su ejemplo, no por coerción.

  • Los esposos cristianos deberían entregar su vida en servicio amoroso a su esposa para que la sumisión de ella se dé voluntariamente "Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella" Efesios 5:25.

  • Dé un paso a la vez para llegar a ser un esposo piadoso, en el camino a la humildad y la bendición.
  • Mantenga el amor de su esposa de la misma manera que lo ganó.
  • Coopere con su esposa en establecer la disciplina familiar.
  • Ejerza su autoridad con firmeza pero con amor, no con autoritarismo.
  • Tome la responsabilidad sacerdotal y edifique el hogar como tarea primordial.
  • Llegue a su casa con jovialidad.
  • Recuerde que su hogar debe mantenerse santo.
  • Ame a su esposa como Cristo amó a su iglesia.
  • Sea amable con su esposa, respetando su femineidad, no sea áspero.
  • Trátela como vaso frágil. Es frágil emocionalmente, es más sensible, no es débil, sino que es un atributo que Dios le dio para ejercer su rol de madre.
  • Escúchela con atención cuando ella habla.
  • La mujer que se siente amada y comprendida, rara vez reflejará rebeldía.
  • Tome tiempo para dialogar con ella, saber qué piensa, qué siente.
  • Aprecie el esfuerzo de su esposa y manifestarle cariño y comprensión. Ello renovará sus fuerzas al sentirse apoyada.
  • Se consigue muchísimo más con un beso que con órdenes y críticas.
  • Provea un sustento digno y cubrir a su familia con fe, oración y amor.
  • Sea más comunicativo con los hijos, es importante saber qué sienten o que piensan.
  • Como cabeza es responsable de la familia, es la autoridad principal no la única.
  • Es colaborador de Dios.
  • Debe estar bajo la autoridad de Cristo "Ahora bien, quiero que entiendan que Cristo es cabeza de todo hombre, mientras que el hombre es cabeza de la mujer y Dios es cabeza de Cristo" 1Corintios 11:3.
  • No debe anular a la mujer, debe sí importarle su opinión y valorar la ayuda que Dios le dio.


Aplicando lo visto ¿Cómo puede expresar su amor a su esposa?

¿Cómo puede expresar amor a su esposa?

  • En el hogar.
  • Relaciones sexuales.
  • Disciplina.
  • Devocional familiar.
  • Vida de la iglesia.
  • ¿Qué hábitos personales molestan a su esposa?
  • ¿En qué cosas no demuestra ser amoroso?
  • ¿De qué forma puede hacer que su esposa se sujete sin mandonear?
  • ¿Tiene su esposa necesidades que no está supliendo?
  • Como esposo: ¿Ha establecido las prioridades correctas en su vida?
  • ¿Está tan ocupado que su esposa es una viuda y sus hijos huérfanos?
  • ¿Se siente su esposa comprendida por usted?
  • ¿Sabe si es feliz con usted?
  • ¿Sabe lo que siente y lo que piensa?
  • ¿Qué actitud cree que Dios espera de usted?


Comprendiendo a la mujer

comprendiendo a la mujerLa mujer tiene cambios emocionales por sus variaciones hormonales cíclicas. Los días antes de su período, tiene retención de líquidos y se vuelve más irritable, hay depresión y nerviosismo y dolores bajo vientre. Tal vez estos síntomas no sean en todas, pero sí en muchas.
Necesitan más muestras de ternura y comprensión.
En el embarazo debe adaptarse a los cambios en su organismo y diversos malestares, luego nace el bebé y surgen los cuidados intensos, pero esto no debe ser tomado como que se ha olvidado de su esposo, en ese momento tiene una fuerza que supera: es la de ser madre.
El hombre necesita tener tiempo para estar con sus amigos o practicar algún deporte, pero también debe tomar tiempo para invitarla a cenar o compartir una caminata y si fuera posible una “luna de miel sorpresa”. Esta intimidad los llevará a un mayor conocimiento y comprensión mutua. Esto no se logra de un día para otro, pero es posible si cuentan con la ayuda y la aprobación de Dios.



¿Qué anhela la mujer? la mujer anhela ser amada, respetada, apreciada, valorada, animada y alabada, por su esposo

  • ser AMADA,
  • RESPETADA,
  • APRECIADA,
  • VALORADA,
  • ANIMADA
  • ALABADA,
  • BENDECIDA,

    por su AMANTE esposo.


Esposos

Dios los ha llamado a amar a sus mujeres y a representar a Cristo en el hogar.
Saber estos principios en nada ayudará, sino más bien ponerlos en práctica. Examinen sus vidas a la luz de la Palabra de Dios. Si están fallando en algún área, sugerimos que hagan lo siguiente:

  • Confiese su pecado a Dios y a su esposa.
  • Busque el perdón de Dios a través de la sangre de Cristo.
  • Pídale al Espíritu Santo el poder para ser diferente.
  • Actúe en obediencia a la Palabra de Dios y efectúe los cambios necesarios.

  • Filipenses 2:12-13 (NVI)
    12 Así que, mis queridos hermanos, como han obedecido siempre —no sólo en mi presencia sino mucho más ahora en mi ausencia— lleven a cabo su salvación con temor y temblor,13 pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.

  • Santiago 1:19-24 (NVI)
    19
    Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse;20 pues la ira humana no produce la vida justa que Dios quiere.21 Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida. 22 No se contenten sólo con escuchar la palabra, pues así se engañan ustedes mismos. Llévenla a la práctica.23 El que escucha la palabra pero no la pone en práctica es como el que se mira el rostro en un espejo 24 y, después de mirarse, se va y se olvida en seguida de cómo es.

PDFDescargar en pdf | Escríbenos | Categoría: La Familia | Capítulo nº:6 | Ir al siguiente tema »

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|


 

Pasajes Bíblicos citados (NVI)

Colosenses 3:19
19
Esposos, amen a sus esposas y no sean duros con ellas.

Efesios 5:25-33
25
Esposos, amen a sus esposas, así como Cristo amó a la iglesia y se entregó por ella
26 para hacerla santa. Él la purificó, lavándola con agua mediante la palabra,
27 para presentársela a sí mismo como una iglesia radiante, sin mancha ni arruga ni ninguna otra imperfección, sino santa e intachable.
28 Así mismo el esposo debe amar a su esposa como a su propio cuerpo. El que ama a su esposa se ama a sí mismo,
29
pues nadie ha odiado jamás a su propio cuerpo; al contrario, lo alimenta y lo cuida, así como Cristo hace con la iglesia,
30
porque somos miembros de su cuerpo.
31
Por eso dejará el hombre a su padre y a su madre, y se unirá a su esposa, y los dos llegarán a ser un solo cuerpo.
32 Esto es un misterio profundo; yo me refiero a Cristo y a la iglesia.
33 En todo caso, cada uno de ustedes ame también a su esposa como a sí mismo, y que la esposa respete a su esposo.

1Pedro 3:7
7 De igual manera, ustedes esposos, sean comprensivos en su vida conyugal, tratando cada uno a su esposa con respeto, ya que como mujer es más delicada, y ambos son herederos del grato don de la vida. Así nada estorbará las oraciones de ustedes.