La transformación de nuestro carácter

El Fruto del Espíritu Santo - La Fe

Introducción

Gálatas 5:22.
"En cambio, el fruto del Espíritu es amor, alegría, paz, paciencia, amabilidad, bondad, fidelidad,"

Lecturas:

1 Juan 5:4-5.
Marcos 9:23.
2 Corintios 5:7.
Habacuc 2:1-4.


Hay distintos tipos de fe

Si tuvieras fe como un grano de mostaza...Fe natural: es cuando hago una comida y sé que los alimentos que compré están en buen estado. O si me siento en un sillón, sé que no se caerá. O si me dicen que Colón descubrió América (eso es fe intelectual). Si planto una semilla creo que en determinado tiempo crecerá.

Fe salvadora: dice la Palabra: “Si confesares con tu boca y creyeres en tu corazón... serás salvo”.

Fe como DON: Es el combustible para los milagros. Si oro por un enfermo y no tengo fe, nada pasará. Jesús dijo: “... Si tuviereis fe como un grano de mostaza...” (Mateo 17:20)

Lo que nos interesa en esta lección es:


La fe como fruto del Espíritu Santo

Es la confianza en la que caminamos todos los días y sabemos que “Si pasamos por las aguas, no nos anegarán y si por el fuego, no nos quemará, porque el Señor está con nosotros” (Isaías 43:1-2).

Así alumbre vuestra luz delante de los hombres...Es enfrentar la adversidad en confianza en el Señor.
Si Dios es por mí, ¿Quién contra mí? (Romanos 8:31).
Es tener la seguridad de la victoria en mi vida, es saber que en medio de los problemas, el Señor se trae algo entre manos y que debo esperar a que Él haga su jugada.
Es lo que nos mantiene a través de las pruebas y nos hace creer en la fidelidad de Dios.
Este mundo cansado y perdido, necesita ver el fruto de nuestra fe en nuestra vida, para responder a sus temores, dudas, etc. Jesús dijo: “Así alumbre vuestra luz delante de los hombres, para que vean vuestras buenas obras y glorifiquen a vuestro Padre que está en
los cielos”.


Es confiar en Dios y obedecer aunque no entendamos todo.


Lo que no es fe

pesimistaEl temor de Dios: es creer lo que Satanás me dice. Es fe al revés, fe negativa.
Apaga el espíritu y mueve la mano del enemigo, mientras que la fe mueve la mano de Dios.

La duda e incredulidad: (Mateo 14:22-33).

La ansiedad y la preocupación: (Mateo 10:28-31).

El pesimismo, la queja: Perdemos el gozo y apagamos el Espíritu (Hebreos 11:6).

La mente negativa: Puede haber fortalezas interiores que impiden ver lo que Dios quiere que veamos o creamos (argumentos mentirosos y altivez), también vemos de una manera subjetiva (desde mi punto de vista).


Lo que sí es fe

La fe es un arma contra los dardos del malignoEs creer en la fidelidad de Dios: Porque el perfecto amor echa fuera el temor (1 Juan 4:18).
Es paz y gozo en nuestro espíritu: (Romanos 14:17).
Es llamar las cosas que no son como si fueran: (Hebreos 11:1).
Estar seguro de lo que creemos: (2 Timoteo 1:12).
Santiago, lo muestra de cuatro maneras: (Santiago 5:13-15).

  • Oración en la aflicción.
  • Alabanza en el gozo.
  • Santidad a los hermanos.
  • Salvación para los pecadores.


La fe es un arma: Contra los dardos encendidos del maligno. Fe en su palabra (Efesios 6:16).


Para debatir

¿Qué es lo que impartimos en nuestras casas?
¿Ven sus hijos, dedicación, entrega, esfuerzo a pesar de...?
¿Qué dice la historia de Timoteo? (2 Timoteo 1:5).
¿Está implantado fe en sus hijos?
¿Conoce el dicho: “lo que hacés es tan fuerte que no oigo lo que dices”?
¿Qué es lo que apaga nuestra fe?
¿Qué significa: Por la fe vemos las obras y por las obras se demuestra la fe?
(Santiago 2:2-14,26).


¿Cuál debe ser nuestra actitud?

  • Permanece en la vid, en Cristo en toda circunstancia (Juan 15:4).
  • Confíe en el amor de Dios. Su amor echa fuera temor.
  • Que la Palabra de Dios more en abundancia en su corazón (Colosenses 3:16).
  • No deje de congregarse, porque la fe es por el oír, el oír la Palabra de Dios (Romanos 10:17).
  • Sea lleno del Espíritu Santo.
  • Arrepiéntase de sus dudas e incredulidad, quejas y ansiedad porque no proviene de Dios. Confiéselo y reciba el perdón de Dios.
  • Pida a Dios una Palabra para su vida. Proclámela, confiésela con fe y autoridad.
  • Resista todo espíritu de desánimo en el nombre del Señor (Efesios 6:11).

Leer:

Hebreos 11


Ejemplos:

Abraham ofreciendo a su hijo Isaac en sacrificioAbraham: Por la fe de él salió de su tierra, creyendo en la Promesa de Dios sin saber a dónde iba. En Romanos 4, Pablo, se refiere a la fe de Abraham y dice que él fue justificado por la fe solamente.
Cuando Dios le promete un hijo y cree en lo que Dios le había prometido, en cuanto a su descendencia y lo ofrece en sacrificio, fue justificado por sus obras (Santiago 2:14-16).

Job: tenía todo y lo perdió todo, igual él creía en Dios (Job 13:15; 19:25).

Elías: Era pecador, pero oró y Dios le oyó.

David: Aunque pecó Dios le perdonó. Clamaba a Dios y Él le oía.

Noé: Por la fe, le creyó a Dios y realizó los preparativos, aunque muchos se le oponían.

Jocabed: Por la fe escondió al niño, y no temieron el decreto del rey.

Moisés: por la fe prefirió pertenecer al pueblo de Dios y se mantuvo como viendo al invisible.
Por la fe los muros de Jericó cayeron después de rodearlos siete días. Por la fe el pueblo de Israel pasó el Mar Rojo, como por tierra seca.



“Porque todo lo que es nacido de Dios vence al mundo: y esta es la victoria que ha vencido al mundo, nuestra fe.
¿Quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?”
(1 Juan 5:4-5)


| Escríbenos | Categoria: La Transformación de Nuestro Carácter | Capítulo nº: 11 | Ir al siguiente tema »

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|


Pasajes bíblicos citados (NVI)

1 Juan 5:4-5
4
porque todo el que ha nacido de Dios vence al mundo. Ésta es la victoria que vence al mundo: nuestra fe.5 ¿Quién es el que vence al mundo sino el que cree que Jesús es el Hijo de Dios?

Marcos 9:23
23
—¿Cómo que si puedo? Para el que cree, todo es posible.

2 Corintios 5:7
7 Vivimos por fe, no por vista.

Habacuc 2:1-4 
1 Me mantendré alerta, me apostaré en los terraplenes; estaré pendiente de lo que me diga, de su respuesta a mi reclamo.
La respuesta del Señor

2 Y el Señor me respondió: «Escribe la visión, y haz que resalte claramente en las tablillas, para que pueda leerse de corrido.
3 Pues la visión se realizará en el tiempo señalado; marcha hacia su cumplimiento, y no dejará de cumplirse. Aunque parezca tardar, espérala;      porque sin falta vendrá.
4 »El insolente no tiene el alma recta, pero el justo vivirá por su fe.

 

Romanos 8:31
31
¿Qué diremos frente a esto? Si Dios está de nuestra parte, ¿quién puede estar en contra nuestra?

Mateo 14:22-33
22 En seguida Jesús hizo que los discípulos subieran a la barca y se le adelantaran al otro lado mientras él despedía a la multitud.23 Después de despedir a la gente, subió a la montaña para orar a solas. Al anochecer, estaba allí él solo, 24 y la barca ya estaba bastante lejos[a] de la tierra, zarandeada por las olas, porque el viento le era contrario.
25 En la madrugada,[b] Jesús se acercó a ellos caminando sobre el lago. 26 Cuando los discípulos lo vieron caminando sobre el agua, quedaron aterrados.    —¡Es un fantasma! —gritaron de miedo.
27 Pero Jesús les dijo en seguida:

   —¡Cálmense! Soy yo. No tengan miedo.
28 —Señor, si eres tú —respondió Pedro—, mándame que vaya a ti sobre el agua.
29 —Ven —dijo Jesús.    Pedro bajó de la barca y caminó sobre el agua en dirección a Jesús. 30 Pero al sentir el viento fuerte, tuvo miedo y comenzó a hundirse. Entonces gritó:    —¡Señor, sálvame!
31 En seguida Jesús le tendió la mano y, sujetándolo, lo reprendió:

   —¡Hombre de poca fe! ¿Por qué dudaste?
32 Cuando subieron a la barca, se calmó el viento. 33 Y los que estaban en la barca lo adoraron diciendo:

   —Verdaderamente tú eres el Hijo de Dios.

Notas al pie:

    1. Mateo 14:24 bastante lejos. Lit. a muchos estadios.
    2. Mateo 14:25 la madrugada. Lit. la cuarta vigilia de la noche.

Mateo 10:28-31
28 No teman a los que matan el cuerpo pero no pueden matar el alma.[a] Teman más bien al que puede destruir alma y cuerpo en el infierno.[b] 29 ¿No se venden dos gorriones por una monedita?[c] Sin embargo, ni uno de ellos caerá a tierra sin que lo permita el Padre; 30 y él les tiene contados a ustedes aun los cabellos de la cabeza. 31 Así que no tengan miedo; ustedes valen más que muchos gorriones.

Notas al pie:

    1. Mateo 10:28 alma. Este vocablo griego también puede significar vida.
    2. Mateo 10:28 infierno. Lit. Gehenna.
    3. Mateo 10:29 una monedita. Lit. un asarion.

Hebreos 11:6
6 En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.

1 Juan 4:18
18
sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor.

Romanos 14:17
17 porque el reino de Dios no es cuestión de comidas o bebidas sino de justicia, paz y alegría en el Espíritu Santo.

Hebreos 11:1
1
Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.

2 Timoteo 1:12
12 Por ese motivo padezco estos sufrimientos. Pero no me avergüenzo, porque sé en quién he creído, y estoy seguro de que tiene poder para guardar hasta aquel día lo que le he confiado.[a]

Notas al pie:

    1. lo que le he confiado. Alt. lo que me ha confiado.

Santiago 5:13-15 
13
¿Está afligido alguno entre ustedes? Que ore. ¿Está alguno de buen ánimo? Que cante alabanzas.14 ¿Está enfermo alguno de ustedes? Haga llamar a los ancianos de la iglesia para que oren por él y lo unjan con aceite en el nombre del Señor.15 La oración de fe sanará al enfermo y el Señor lo levantará. Y si ha pecado, su pecado se le perdonará.

Efesios 6:16
16
Además de todo esto, tomen el escudo de la fe, con el cual pueden apagar todas las flechas encendidas del maligno.

2 Timoteo 1:5
5
Traigo a la memoria tu fe sincera, la cual animó primero a tu abuela Loida y a tu madre Eunice, y ahora te anima a ti. De eso estoy convencido.

Santiago 2:2-14,26
2 Supongamos que en el lugar donde se reúnen entra un hombre con anillo de oro y ropa elegante, y entra también un pobre desharrapado.3 Si atienden bien al que lleva ropa elegante y le dicen: «Siéntese usted aquí, en este lugar cómodo», pero al pobre le dicen: «Quédate ahí de pie» o «Siéntate en el suelo, a mis pies»,4 ¿acaso no hacen discriminación entre ustedes, juzgando con malas intenciones?
5 Escuchen, mis queridos hermanos: ¿No ha escogido Dios a los que son pobres según el mundo para que sean ricos en la fe y hereden el reino que prometió a quienes lo aman? 6 ¡Pero ustedes han menospreciado al pobre! ¿No son los ricos quienes los explotan a ustedes y los arrastran ante los tribunales? 7 ¿No son ellos los que blasfeman el buen nombre de aquel a quien ustedes pertenecen?
8 Hacen muy bien si de veras cumplen la ley suprema de la Escritura: «Ama a tu prójimo como a ti mismo»;[a] 9 pero si muestran algún favoritismo, pecan y son culpables, pues la misma ley los acusa de ser transgresores.10 Porque el que cumple con toda la ley pero falla en un solo punto ya es culpable de haberla quebrantado toda.11 Pues el que dijo: «No cometas adulterio»,[b]también dijo: «No mates.»[c] Si no cometes adulterio, pero matas, ya has violado la ley.
12 Hablen y pórtense como quienes han de ser juzgados por la ley que nos da libertad, 13 porque habrá un juicio sin compasión para el que actúe sin compasión. ¡La compasión triunfa en el juicio!

La fe y las obras

 

14 Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno alegar que tiene fe, si no tiene obras? ¿Acaso podrá salvarlo esa fe?

26 Pues como el cuerpo sin el espíritu está muerto, así también la fe sin obras está muerta.

Juan 15:4
4 Permanezcan en mí, y yo permaneceré en ustedes. Así como ninguna rama puede dar fruto por sí misma, sino que tiene que permanecer en la vid, así tampoco ustedes pueden dar fruto si no permanecen en mí.

Colosenses 3:16
16 Que habite en ustedes la palabra de Cristo con toda su riqueza: instrúyanse y aconséjense unos a otros con toda sabiduría; canten salmos, himnos y canciones espirituales a Dios, con gratitud de corazón.

Romanos 10:17
17 Así que la fe viene como resultado de oír el mensaje, y el mensaje que se oye es la palabra de Cristo.

Efesios 6:11
11 Pónganse toda la armadura de Dios para que puedan hacer frente a las artimañas del diablo

Hebreos 11
Por la fe
1 Ahora bien, la fe es la garantía de lo que se espera, la certeza de lo que no se ve.2 Gracias a ella fueron aprobados los antiguos.
3 Por la fe entendemos que el universo fue formado por la palabra de Dios, de modo que lo visible no provino de lo que se ve.
4 Por la fe Abel ofreció a Dios un sacrificio más aceptable que el de Caín, por lo cual recibió testimonio de ser justo, pues Dios aceptó su ofrenda. Y por la fe Abel, a pesar de estar muerto, habla todavía.
5 Por la fe Enoc fue sacado de este mundo sin experimentar la muerte; no fue hallado porque Dios se lo llevó, pero antes de ser llevado recibió testimonio de haber agradado a Dios. 6 En realidad, sin fe es imposible agradar a Dios, ya que cualquiera que se acerca a Dios tiene que creer que él existe y que recompensa a quienes lo buscan.
7 Por la fe Noé, advertido sobre cosas que aún no se veían, con temor reverente construyó un arca para salvar a su familia. Por esa fe condenó al mundo y llegó a ser heredero de la justicia que viene por la fe.
8 Por la fe Abraham, cuando fue llamado para ir a un lugar que más tarde recibiría como herencia, obedeció y salió sin saber a dónde iba.9 Por la fe se radicó como extranjero en la tierra prometida, y habitó en tiendas de campaña con Isaac y Jacob, herederos también de la misma promesa,10 porque esperaba la ciudad de cimientos sólidos, de la cual Dios es arquitecto y constructor.
11 Por la fe Abraham, a pesar de su avanzada edad y de que Sara misma era estéril,[a] recibió fuerza para tener hijos, porque consideró fiel al que le había hecho la promesa.12 Así que de este solo hombre, ya en decadencia, nacieron descendientes numerosos como las estrellas del cielo e incontables como la arena a la orilla del mar.
13 Todos ellos vivieron por la fe, y murieron sin haber recibido las cosas prometidas; más bien, las reconocieron a lo lejos, y confesaron que eran extranjeros y peregrinos en la tierra.14 Al expresarse así, claramente dieron a entender que andaban en busca de una patria.15 Si hubieran estado pensando en aquella patria de donde habían emigrado, habrían tenido oportunidad de regresar a ella.16 Antes bien, anhelaban una patria mejor, es decir, la celestial. Por lo tanto, Dios no se avergonzó de ser llamado su Dios, y les preparó una ciudad.
17 Por la fe Abraham, que había recibido las promesas, fue puesto a prueba y ofreció a Isaac, su hijo único,18 a pesar de que Dios le había dicho: «Tu descendencia se establecerá por medio de Isaac.»[b]19 Consideraba Abraham que Dios tiene poder hasta para resucitar a los muertos, y así, en sentido figurado, recobró a Isaac de entre los muertos.
20 Por la fe Isaac bendijo a Jacob y a Esaú, previendo lo que les esperaba en el futuro.
21 Por la fe Jacob, cuando estaba a punto de morir, bendijo a cada uno de los hijos de José, y adoró apoyándose en la punta de su bastón.
22 Por la fe José, al fin de su vida, se refirió a la salida de los israelitas de Egipto y dio instrucciones acerca de sus restos mortales.
23 Por la fe Moisés, recién nacido, fue escondido por sus padres durante tres meses, porque vieron que era un niño precioso, y no tuvieron miedo del edicto del rey.
24 Por la fe Moisés, ya adulto, renunció a ser llamado hijo de la hija del faraón.25 Prefirió ser maltratado con el pueblo de Dios a disfrutar de los efímeros placeres del pecado.26 Consideró que el oprobio por causa del Mesías era una mayor riqueza que los tesoros de Egipto, porque tenía la mirada puesta en la recompensa.27 Por la fe salió de Egipto sin tenerle miedo a la ira del rey, pues se mantuvo firme como si estuviera viendo al Invisible.28 Por la fe celebró la Pascua y el rociamiento de la sangre, para que el exterminador de los primogénitos no tocara a los de Israel.
29 Por la fe el pueblo cruzó el Mar Rojo como por tierra seca; pero cuando los egipcios intentaron cruzarlo, se ahogaron.
30 Por la fe cayeron las murallas de Jericó, después de haber marchado el pueblo siete días a su alrededor.
31 Por la fe la prostituta Rajab no murió junto con los desobedientes,[c] pues había recibido en paz a los espías.
32 ¿Qué más voy a decir? Me faltaría tiempo para hablar de Gedeón, Barac, Sansón, Jefté, David, Samuel y los profetas,33 los cuales por la fe conquistaron reinos, hicieron justicia y alcanzaron lo prometido; cerraron bocas de leones,34 apagaron la furia de las llamas y escaparon del filo de la espada; sacaron fuerzas de flaqueza; se mostraron valientes en la guerra y pusieron en fuga a ejércitos extranjeros.35 Hubo mujeres que por la resurrección recobraron a sus muertos. Otros, en cambio, fueron muertos a golpes, pues para alcanzar una mejor resurrección no aceptaron que los pusieran en libertad.36 Otros sufrieron la prueba de burlas y azotes, e incluso de cadenas y cárceles.37 Fueron apedreados,[d] aserrados por la mitad, asesinados a filo de espada. Anduvieron fugitivos de aquí para allá, cubiertos de pieles de oveja y de cabra, pasando necesidades, afligidos y maltratados.38 ¡El mundo no merecía gente así! Anduvieron sin rumbo por desiertos y montañas, por cuevas y cavernas.
39 Aunque todos obtuvieron un testimonio favorable mediante la fe, ninguno de ellos vio el cumplimiento de la promesa. 40 Esto sucedió para que ellos no llegaran a la meta[e] sin nosotros, pues Dios nos había preparado algo mejor.

 

Notas al pie:

    1. Hebreos 11:11 Por — estéril. Alt. Por la fe incluso Sara, a pesar de su avanzada edad y de que era estéril.
    2. Hebreos 11:18 Gn 21:12
    3. Hebreos 11:31 desobedientes. Alt. incrédulos.
    4. Hebreos 11:37 apedreados. Var. apedreados, puestos a prueba.
    5. Hebreos 11:40 meta. Alt. perfección.

Santiago 2:14-16 
14
Hermanos míos, ¿de qué le sirve a uno alegar que tiene fe, si no tiene obras? ¿Acaso podrá salvarlo esa fe? 15 Supongamos que un hermano o una hermana no tienen con qué vestirse y carecen del alimento diario,16 y uno de ustedes les dice: «Que les vaya bien; abríguense y coman hasta saciarse», pero no les da lo necesario para el cuerpo. ¿De qué servirá eso?

Job 13:15
15 ¡Que me mate! ¡Ya no tengo esperanza![a] Pero en su propia cara defenderé mi conducta.

Notas al pie:

    1. ¡Que me mate — esperanza! Alt. Aunque él me mate, seguiré esperando en él.

Job 19:25
25 Yo sé que mi redentor[a] vive, y que al final triunfará sobre la muerte.[b]

Notas al pie:

    1. redentor. Alt. defensor.
    2. triunfará sobre la muerte. Lit. se levantará sobre el polvo.