La transformación de nuestro carácter

El Fruto del Espíritu Santo - La Templanza

Introducción

Gálatas 5:23.
"humildad y dominio propio. No hay ley que condene estas cosas".

el timón de un barco es como la lengua de una persona, ambas son pequeñas pero hacen grandes cosasEs estar bajo el control del Espíritu Santo. La templanza o dominio propio es la fuerza interior que controla nuestras pasiones y deseos.
Debemos andar en el Espíritu.
Si andamos en la carne, según nuestros deseos o pensamientos, lo que surgirá ante una tentación o dificultad o una agresión será nuestra naturaleza caída, nuestro yo.
Generalmente ofrece poca resistencia.
La templanza o el dominio propio nos da el control para las decisiones. Debemos ejercer el dominio propio con la ayuda del Espíritu Santo. Algunos se preocupan por comer saludablemente para conservar la salud, y eso está muy bien, ya que somos templo del Espíritu Santo.
Pero lea Proverbios 16:23-24 y Santiago 3:5-6.

Dice la Palabra de Dios que la lengua es pequeña pero se jacta de grandes cosas y que contamina todo el cuerpo.
Los médicos han comprobado que una persona por lo que habla o piensa puede influir sobre su organismo, porque va mandando órdenes a su sistema central nervioso.
“Estoy cansado: no tengo fuerzas no puedo hacer nada” y el centro nervioso dice: “si es cierto”.
Debemos volver a tomar la Palabra de Dios y usar su lenguaje que es creativo, edificante, y victorioso.


Necesitamos templanza y dominio propio en:

  • La manera en que pensamosÉl es la vid y nosotros los pámpanos
  • La manera en que comemos, hablamos, administramos el dinero, en el uso del tiempo. En nuestras actitudes.
  • Levantarnos temprano para buscar a Dios.
  • Para vencer la lentitud y la pereza, para servir a Dios.
  • En los deseos sexuales.
  • En la manera de vestirnos. etc.

Dios nos eligió y nos ha puesto para que llevemos fruto (Juan 15:16).
Él es la vid y nosotros los pámpanos, debemos permanecer en Él, porque separados nada podemos hacer.
¿Cómo permanecemos en su amor?
Guardando los mandamientos y habrá gozo en nuestros corazones (Juan 15:10-11).
Al obedecer permanecemos en su amor. Dios sabe que no somos perfectos, pero a pesar de todo nos ama y nos llama amigos.
Renovémonos en el espíritu en nuestra mente y vistámonos del nuevo hombre (Efesios 4:23- 24).


¿Cómo viene la renovación en mi vida?

Romanos 12.
gestos de amorPermite que Dios hable por tu boca, escuche por tus oídos, acaricie a través de tus manos.
Entrégale a Dios tus pensamientos y cárgate con los de Él. Devuelve bien por mal. Ama a tus hermanos respetándolos y aceptándolos como son, no discutas, no seas sabio en tu propia opinión, “no seas vencido de lo malo sino vence con el bien el mal”.
Debes estar dispuesto a andar “la segunda milla”. Ante una ofensa o provocación no podemos quedar pasivos, debemos canalizar nuestra reacción: “en vez de maldición, bendición”.
Los pensamientos que nos tientan son como dardos encendidos para la mente. Debemos apagarlos con el escudo de la fe. No es pecar si vienen los pensamientos, pero sí lo es si jugueteamos con ellos, si nos inclinamos o si somos atraídos por ellos y si permanecemos en ellos.
El pensamiento es el padre de la acción (Santiago 1:13-15).
José nunca pensó en que podía pecar con la esposa de Potifar, por eso pudo guardarse de la tentación.


Llevando fruto

  • Confiese toda debilidad como pecado.
  • Pídale a Dios que le quite él habito (1 Juan 5:14-15).
  • Tenga una vida de obediencia (1 Juan 5:3).
  • Permanezca en Cristo (Filipenses 2:13).
  • Pída ser llenos del Espiritu (Lucas 11:13).
  • Que la palabra more en abundancia en nuestros corazones.
  • Someternos y andar en el espíritu.
  • Servir a Cristo (Romanos 6:11-13).


“Porque todos ofendemos muchas veces, si alguno no
ofende en palabra, este es varón perfecto,
capaz también de refrenar todo el cuerpo”
(Santiago 3:2)

”Pero la sabiduría que es de lo alto es primeramente pura,
después pacífica, amable, benigna, llena de misericordia
y de buenos frutos sin incertidumbre ni hipocresía
y el fruto de justicia se siembra en paz para
aquellos que hacen la paz”
(Santiago 3:17-18)


| Escríbenos | Categoria: La Transformación de Nuestro Carácter | Capítulo nº: 13 | Ir al siguiente tema »

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|


Pasajes bíblicos citados (NVI)

Proverbios 16:23-24
23 El sabio de corazón controla su boca; con sus labios promueve el saber.
24 Panal de miel son las palabras amables: endulzan la vida y dan salud al cuerpo.[a]

Notas al pie:

    1. Proverbios 16:24 al cuerpo. Lit. a los huesos.

Santiago 3:5-6
5 Así también la lengua es un miembro muy pequeño del cuerpo, pero hace alarde de grandes hazañas. ¡Imagínense qué gran bosque se incendia con tan pequeña chispa! 6 También la lengua es un fuego, un mundo de maldad. Siendo uno de nuestros órganos, contamina todo el cuerpo y, encendida por el infierno,[a] prende a su vez fuego a todo el curso de la vida.

Notas al pie:

    1. Santiago 3:6 el infierno. Lit. la Gehenna.

Juan 15:16
16 No me escogieron ustedes a mí, sino que yo los escogí a ustedes y los comisioné para que vayan y den fruto, un fruto que perdure. Así el Padre les dará todo lo que le pidan en mi nombre.

Juan 15:10-11
10 Si obedecen mis mandamientos, permanecerán en mi amor, así como yo he obedecido los mandamientos de mi Padre y permanezco en su amor.
11
Les he dicho esto para que tengan mi alegría y así su alegría sea completa.

Efesios 4:23-24
23 ser renovados en la actitud de su mente; 24 y ponerse el ropaje de la nueva naturaleza, creada a imagen de Dios, en verdadera justicia y santidad.

Santiago 1:13-15
13 Que nadie, al ser tentado, diga: «Es Dios quien me tienta.» Porque Dios no puede ser tentado por el mal, ni tampoco tienta él a nadie.14 Todo lo contrario, cada uno es tentado cuando sus propios malos deseos lo arrastran y seducen.15 Luego, cuando el deseo ha concebido, engendra el pecado; y el pecado, una vez que ha sido consumado, da a luz la muerte.

Romanos 12
Sacrificios vivos
1 Por lo tanto, hermanos, tomando en cuenta la misericordia de Dios, les ruego que cada uno de ustedes, en adoración espiritual,[a] ofrezca su cuerpo como sacrificio vivo, santo y agradable a Dios. 2 No se amolden al mundo actual, sino sean transformados mediante la renovación de su mente. Así podrán comprobar cuál es la voluntad de Dios, buena, agradable y perfecta.
3 Por la gracia que se me ha dado, les digo a todos ustedes: Nadie tenga un concepto de sí más alto que el que debe tener, sino más bien piense de sí mismo con moderación, según la medida de fe que Dios le haya dado.4 Pues así como cada uno de nosotros tiene un solo cuerpo con muchos miembros, y no todos estos miembros desempeñan la misma función,5 también nosotros, siendo muchos, formamos un solo cuerpo en Cristo, y cada miembro está unido a todos los demás.6 Tenemos dones diferentes, según la gracia que se nos ha dado. Si el don de alguien es el de profecía, que lo use en proporción con su fe;[b] 7 si es el de prestar un servicio, que lo preste; si es el de enseñar, que enseñe; 8 si es el de animar a otros, que los anime; si es el de socorrer a los necesitados, que dé con generosidad; si es el de dirigir, que dirija con esmero; si es el de mostrar compasión, que lo haga con alegría.

El amor
9 El amor debe ser sincero. Aborrezcan el mal; aférrense al bien.10 Ámense los unos a los otros con amor fraternal, respetándose y honrándose mutuamente.11 Nunca dejen de ser diligentes; antes bien, sirvan al Señor con el fervor que da el Espíritu.12 Alégrense en la esperanza, muestren paciencia en el sufrimiento, perseveren en la oración.13 Ayuden a los hermanos necesitados. Practiquen la hospitalidad.14 Bendigan a quienes los persigan; bendigan y no maldigan.15 Alégrense con los que están alegres; lloren con los que lloran.16 Vivan en armonía los unos con los otros. No sean arrogantes, sino háganse solidarios con los humildes.[c] No se crean los únicos que saben.
17 No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos.18 Si es posible, y en cuanto dependa de ustedes, vivan en paz con todos.19 No tomen venganza, hermanos míos, sino dejen el castigo en las manos de Dios, porque está escrito: «Mía es la venganza; yo pagaré»,[d] dice el Señor.20 Antes bien, «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; si tiene sed, dale de beber. Actuando así, harás que se avergüence de su conducta.»[e]
21 No te dejes vencer por el mal; al contrario, vence el mal con el bien.

   

Notas al pie:

    1. Romanos 12:1 espiritual. Alt. racional.
    2. Romanos 12:6 en proporción con su fe. Alt. de acuerdo con la fe.
    3. Romanos 12:16 háganse — humildes. Alt. estén dispuestos a ocuparse en oficios humildes.
    4. Romanos 12:19 Dt 32:35
    5. Romanos 12:20 harás — conducta. Lit. ascuas de fuego amontonarás sobre su cabeza (Pr 25:21,22).

1 Juan 5:14-15
14 Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.15 Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.

1 Juan 5:3
3 En esto consiste el amor a Dios: en que obedezcamos sus mandamientos. Y éstos no son difíciles de cumplir,

Filipenses 2:13
13
pues Dios es quien produce en ustedes tanto el querer como el hacer para que se cumpla su buena voluntad.

Lucas 11:13
13
Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!

Romanos 6:11-13
11
De la misma manera, también ustedes considérense muertos al pecado, pero vivos para Dios en Cristo Jesús.12 Por lo tanto, no permitan ustedes que el pecado reine en su cuerpo mortal, ni obedezcan a sus malos deseos.13 No ofrezcan los miembros de su cuerpo al pecado como instrumentos de injusticia; al contrario, ofrézcanse más bien a Dios como quienes han vuelto de la muerte a la vida, presentando los miembros de su cuerpo como instrumentos de justicia.