La transformación de nuestro carácter

Los 4 temperamentos básicos II

Ejemplos Bíblicos de temperamentos transformandos por el Espíritu Santo

PEDRO: (un sanguíneo lleno del Espíritu).
Después de Pentecostés usó sus labios para predicar de Jesucristo. Desde aquel momento Pedro se despojó de todo su egoísmo, sin vanagloriarse más. Demostró frente al Sanedrín (Hechos 4) una moderación ajena a su forma de ser, que solo podría ser inspirada por el
Espíritu Santo. Dedicó su vida a dar gloria a Cristo.

PABLO: (un colérico lleno del Espíritu).
Aparece en Hechos 8 como uno que consentía en la muerte de Esteban, el primer mártir cristiano. En el capítulo 9 lo hallamos respirando amenazas y muerte contra los discípulos.
Vemos la transformación dramática de su conducta luego de su conversión, siendo usado por Dios para llevar a muchos al conocimiento de Jesucristo.

TOMÁS: (se llama el discípulo de la duda).
Juan 20.25: notorio caso de incredulidad a pesar de haber estado con el maestro y de lo que le dijeron los discípulos: “Al Señor hemos visto”. Expresó su pesimismo diciendo: “Vamos también nosotros para que muramos con Él”.
Humanamente hablando era un fracaso, pero al ser lleno del Espíritu Santo, Tomás se dedicó al servicio del Señor. La Biblia no relata lo que ocurrió con Tomás, pero en Madras está su tumba y se considera auténtica la historia de su ministerio. Después de Pentecostés, parece ser que Tomás, fue llevado por el Espíritu a la India. Allí enfrentó toda clase de peligros y predicó con valor la Palabra de Dios. Miles se convirtieron y se establecieron iglesias. Fue martirizado por su fe y murió con coraje, algo que solo el Espíritu Santo puede hacer. La actual iglesia del sur de
la India se remonta a la obra de Tomás.

ABRAHAM: (un flemático lleno del Espíritu Santo).
El tranquilo y bonachón Abraham. El temor dominó casi toda su vida. En una oportunidad su temeroso egoísmo lo llevo a negar a su esposa y hacerla pasar por su hermana. Este cobarde se transformó de tal manera que se dijo de él: “Abraham creyó a Dios y le fue contado por justicia” (Gálatas 3:6).


Lo que apaga el Espíritu

La ira apaga al Espíritu SantoLa ira entristece al Espíritu Santo y el temor lo apaga.
El sanguíneo y el colérico son extrovertidos, por tanto tienden a ser iracundos, mientras que el flemático y el melancólico tienden a ser temerosos por ser introvertidos. Pero como la mayoría de las personas tienen una combinación de temperamentos, generalmente hay una predisposición a las dos debilidades.

Diversas formas de Ira:

Amargura, malicia, gritería, envidia, resentimiento, intolerancia, crítica, venganza, odio,
disensiones, celos, agresión, habladurías, sarcasmo, implacabilidad.

¿Cuál es la principal causa del enojo?:

Cuando estamos enojados es porque alguien violó nuestros derechos.
Cuando sentimos amargura contra alguien es porque nos ha perjudicado o no conseguimos lo que deseamos. La raíz es el egoísmo.

¿Qué nos aconseja la palabra de Dios?:

Sea tardo para la ira (Santiago 1:19-21).
No se ponga el sol sobre nuestro enojo (Efesios 4:26-27).
Una persona con ira está abierta al juicio (Mateo 5:22-26).


Victoria sobre la ira

  • Reconocer la ira como pecado. (Efesios 4:30-32).
  • Pidámosle a Dios que quite el hábito. Recibir liberación (1 Juan 5:14-15).
  • Pedir ser llenos del Espíritu Santo (Lucas 11:13).
  • Buscar la raíz del resentimiento (2 Corintios 10:11).
  • Decida perdonar a los que le han herido (2 Corintios 2:10-11).
  • Pida perdón a quienes hallan sido objeto de su pecado (Mateo 5:23-24).
  • Pida al Señor que los bendiga y haga algo bueno por ellos (Lucas 6:27).
  • Mírelos con los ojos de la fe, creyendo que el Señor los cambiará.
  • Acéptelos con bondad aunque ellos lo rechacen (Romanos 15:7).

 


El temor

Variaciones del temor:temor


Apagar al Espíritu Santo significa limitarlo.
¿Cuándo contrariamos la Voluntad de Dios?
Cada vez que no damos gracias por todo (1 Tesalonicenses 5:16-19).
Es consecuencia de nuestra falta de fe y confianza en Dios


Una palabra para los padres

Lo mejor que podemos hacer por nuestros hijos, además de encaminarlos en la senda del Señor, es darles un hogar lleno de amor y seguridad paternal.
Hay dos hábitos en los cuales los padres no deberían incurrir:

Excesiva protección:
Pues los hace temerosos a las cosas que sus padres temen que les ocurra y los hace
egocéntricos.

Dominación:
Los padres que critican siempre a sus hijos, los desaprueban y los dominan con reacciones
iracundas y explosivas, producen en ellos vacilación, inseguridad y temor. Los niños deben
ser corregidos en el espíritu que corresponde. Al mismo tiempo deben saber que son
amados y aceptados.


La raíz al igual que en la ira es el egoísmo

(2 Timoteo 1:7; 1 Juan 4:18).

AMOR
TEMOR
Todo lo cree
Sospecha de todo
Se ocupa en las tareas del día
Falla en sus responsabilidades
Guía a un mayor amor
Guía a un mayor temor
Busca oportunidades para dar
Piensa solo en sí mismo
No piensa en maldad


Debemos reemplazar el temor por el amor (Juan 15:12, Lucas 6:27).
El temor a Dios es el que renueva y produce un mutuo amor (Hebreos 5:7).


| Escríbenos | Categoria: La Transformación de Nuestro Carácter | Capítulo nº: 3 | Ir al siguiente tema »

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|


Pasajes bíblicos citados (NVI)

Juan 20.25
25
Así que los otros discípulos le dijeron:
   —¡Hemos visto al Señor!
   —Mientras no vea yo la marca de los clavos en sus manos, y meta mi dedo en las marcas y mi mano en su costado, no lo creeré —repuso Tomás.

Gálatas 3:6
6 Así fue con Abraham: «Le creyó a Dios, y esto se le tomó en cuenta como justicia.»

Santiago 1:19-21
19 Mis queridos hermanos, tengan presente esto: Todos deben estar listos para escuchar, y ser lentos para hablar y para enojarse;20 pues la ira humana no produce la vida justa que Dios quiere.21 Por esto, despójense de toda inmundicia y de la maldad que tanto abunda, para que puedan recibir con humildad la palabra sembrada en ustedes, la cual tiene poder para salvarles la vida.

Efesios 4:26-27
26 «Si se enojan, no pequen.» No dejen que el sol se ponga estando aún enojados,27 ni den cabida al diablo.

Mateo 5:22-26
22 Pero yo les digo que todo el que se enoje[a] con su hermano quedará sujeto al juicio del tribunal. Es más, cualquiera que insulte[b] a su hermano quedará sujeto al juicio del *Consejo. Pero cualquiera que lo maldiga[c] quedará sujeto al juicio del infierno.[d]
23 »Por lo tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar y allí recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti,24 deja tu ofrenda allí delante del altar. Ve primero y reconcíliate con tu hermano; luego vuelve y presenta tu ofrenda.
25 »Si tu adversario te va a denunciar, llega a un acuerdo con él lo más pronto posible. Hazlo mientras vayan de camino al juzgado, no sea que te entregue al juez, y el juez al guardia, y te echen en la cárcel.26 Te aseguro que no saldrás de allí hasta que pagues el último centavo.[e]

Notas al pie:

    1. Mateo 5:22 se enoje. Var. se enoje sin causa.
    2. Mateo 5:22 insulte. Lit. le diga: "Raca" (estúpido en arameo).
    3. Mateo 5:22 lo maldiga. Lit. le diga: "Necio."
    4. Mateo 5:22 del infierno. Lit. de la *Gehenna del fuego.
    5. Mateo 5:26 centavo. Lit. cuadrante.

Efesios 4:30-32
30 No agravien al Espíritu Santo de Dios, con el cual fueron sellados para el día de la redención.31 Abandonen toda amargura, ira y enojo, gritos y calumnias, y toda forma de malicia.32 Más bien, sean bondadosos y compasivos unos con otros, y perdónense mutuamente, así como Dios los perdonó a ustedes en Cristo.

1 Juan 5:14-15
14 Ésta es la confianza que tenemos al acercarnos a Dios: que si pedimos conforme a su voluntad, él nos oye.15 Y si sabemos que Dios oye todas nuestras oraciones, podemos estar seguros de que ya tenemos lo que le hemos pedido.

Lucas 11:13
13 Pues si ustedes, aun siendo malos, saben dar cosas buenas a sus hijos, ¡cuánto más el Padre celestial dará el Espíritu Santo a quienes se lo pidan!

2 Corintios 10:11
11 Tales personas deben darse cuenta de que lo que somos por escrito estando ausentes, lo seremos con hechos estando presentes.

2 Corintios 2:10-11
10 A quien ustedes perdonen, yo también lo perdono. De hecho, si había algo que perdonar, lo he perdonado por consideración a ustedes en presencia de Cristo,11 para que Satanás no se aproveche de nosotros, pues no ignoramos sus artimañas.

Mateo 5:23-24
23 »Por lo tanto, si estás presentando tu ofrenda en el altar y allí recuerdas que tu hermano tiene algo contra ti,24 deja tu ofrenda allí delante del altar. Ve primero y reconcíliate con tu hermano; luego vuelve y presenta tu ofrenda.

Lucas 6:27
27 »Pero a ustedes que me escuchan les digo: Amen a sus enemigos, hagan bien a quienes los odian,

Romanos 15:7
7 Por tanto, acéptense mutuamente, así como Cristo los aceptó a ustedes para gloria de Dios.

2 Timoteo 2:7
7 Reflexiona en lo que te digo, y el Señor te dará una mayor comprensión de todo esto.

Job 13:2
 2 Como vosotros lo sabéis, lo sé yo; No soy menos que vosotros.(RVR60)

Marcos 6:14-16
14 El rey Herodes se enteró de esto, pues el nombre de Jesús se había hecho famoso. Algunos decían:[a] «Juan el Bautista ha resucitado, y por eso tiene poder para realizar milagros.»15 Otros decían: «Es Elías.» Otros, en fin, afirmaban: «Es un profeta, como los de antes.»16 Pero cuando Herodes oyó esto, exclamó: «¡Juan, al que yo mandé que le cortaran la cabeza, ha resucitado!»

  1. Marcos 6:14 Algunos decían. Var. Él decía.

Jonás 4:8
8 Al salir el sol, Dios dispuso un viento oriental abrasador. Además, el sol hería a Jonás en la cabeza, de modo que éste desfallecía. Con deseos de morirse, exclamó: «¡Prefiero morir que seguir viviendo!»

Proverbios 16:18
18 Al orgullo le sigue la destrucción; a la altanería, el fracaso.

Santiago 1:5-8
5 Si a alguno de ustedes le falta sabiduría, pídasela a Dios, y él se la dará, pues Dios da a todos generosamente sin menospreciar a nadie.6 Pero que pida con fe, sin dudar, porque quien duda es como las olas del mar, agitadas y llevadas de un lado a otro por el viento.7 Quien es así no piense que va a recibir cosa alguna del Señor;8 es indeciso e inconstante en todo lo que hace.

Marcos 8:34-36
34 Entonces llamó a la multitud y a sus discípulos.
   —Si alguien quiere ser mi discípulo —les dijo—, que se niegue a sí mismo, lleve su cruz y me siga.35 Porque el que quiera salvar su vida, la perderá; pero el que pierda su vida por mi causa y por el evangelio, la salvará.36 ¿De qué sirve ganar el mundo entero si se pierde la vida?

1 Tesalonicenses 5:16-19
16 Estén siempre alegres,17 oren sin cesar,18 den gracias a Dios en toda situación, porque esta es su voluntad para ustedes en Cristo Jesús.
19 No apaguen el Espíritu,

2 Timoteo 1:7
7 Pues Dios no nos ha dado un espíritu de timidez, sino de poder, de amor y de dominio propio.

1 Juan 4:18
18 sino que el amor perfecto echa fuera el temor. El que teme espera el castigo, así que no ha sido perfeccionado en el amor.

Juan 15:12
12 Y éste es mi mandamiento: que se amen los unos a los otros, como yo los he amado.

Hebreos 5:7
7 En los días de su vida mortal, Jesús ofreció oraciones y súplicas con fuerte clamor y lágrimas al que podía salvarlo de la muerte, y fue escuchado por su reverente sumisión.