Solo camine en integridad

1ra. Semana de Agosto de 2008

 

ISAÍAS 4:1-6

 

1 Echarán mano de un hombre siete mujeres en aquel tiempo, diciendo: Nosotras comeremos de nuestro pan, y nos vestiremos de nuestras ropas; solamente permítenos llevar tu nombre, quita nuestro oprobio.
2 En aquel tiempo el renuevo de Jehová será para hermosura y gloria, y el fruto de la tierra para grandeza y honra, a los sobrevivientes de Israel.
3 Y acontecerá que el que quedare en Sion, y el que fuere dejado en Jerusalén, será llamado santo; todos los que en Jerusalén estén registrados entre los vivientes,
4 cuando el Señor lave las inmundicias de las hijas de Sion, y limpie la sangre de Jerusalén de en medio de ella, con espíritu de juicio y con espíritu de devastación.
5 Y creará Jehová sobre toda la morada del monte de Sion, y sobre los lugares de sus convocaciones, nube y oscuridad de día, y de noche resplandor de fuego que eche llamas; porque sobre toda gloria habrá un dosel,
6 y habrá un abrigo para sombra contra el calor del día, para refugio y escondedero contra el turbión y contra el aguacero.


Jesús vive entre nosotrosIsaías describe que "en aquel día el retoño del Señor será bello y glorioso" (NVI). Aquel día, es cuando Jesús habría de encarnarse y habitar entre nosotros como lo señala el evangelio de Juan 1:14. Ese "aquel día" ya es una realidad y ya lo estamos viviendo hoy. Ese retoño bello y glorioso, que era y es la esperanza de Israel, debemos conocer y, los que somos creyentes, reflejarlo diariamente a los demás. Para ello, necesitamos pasar tiempo a solas con el Señor, es decir, cultivando nuestra relación con Él cada día.

Vociferar la integridad espiritual es común en nuestras congregaciones. Sin embargo, no todos practicamos esa integridad llevando una vida agradable delante de Dios y de los demás. En el versículo 3 el escritor dice que algunos serán "llamados santos". Es que Dios nos ha llamado a una vida de santidad y esta vida no significa caminar levitando como queriendo evitar alguna contaminación; esta vida de santidad significa una vida dedicada a Dios y separada de cualquier cosa que pueda no sólo apagar el Espíritu en nuestro ser, sino también apartarnos de Dios o enfriar nuestra relación con Él.

Recomendaciones prácticas

Así como a Israel, Dios demanda obediencia, santidad e integridad a sus hijos hoy. Junto a esa demanda, Dios nos promete protección. Es necesario entonces, que cada día procuremos vivir y caminar con Dios. Solo así, podremos vivir en santidad y caminar en integridad.

Ore por:

  • Que usted lleve una vida de santidad e integridad de modo que estimule a los demás a experimentar esa clase de vida.
  • Que la iglesia de Jesucristo en general pueda reflejar en su vida a Cristo, su Señor. Que cumpla con su misión.
  • Los gobernantes para que sean sensibles a la guía de Dios.

| Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 6 | Ir al siguiente tema »


Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales suscríbete introduciendo tu email en este sencillo formulario:

Delivered by FeedBurner

 

 

 

Juan 1:14
14
Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de verdad.