Alabanza anticipada

1ra. Semana de Octubre de 2008

 

SALMOS 69:29-36Alabando a Dios

29 Mas a mí, afligido y miserable,
    Tu salvación, oh Dios, me ponga en alto.

30 Alabaré yo el nombre de Dios con cántico,
    Lo exaltaré con alabanza.

31 Y agradará a Jehová más que sacrificio de buey,
    O becerro que tiene cuernos y pezuñas;

32 Lo verán los oprimidos, y se gozarán.
    Buscad a Dios, y vivirá vuestro corazón,

33 Porque Jehová oye a los menesterosos,
    Y no menosprecia a sus prisioneros.

34 Alábenle los cielos y la tierra,
    Los mares, y todo lo que se mueve en ellos.

35 Porque Dios salvará a Sion, y reedificará las ciudades de Judá;
    Y habitarán allí, y la poseerán.

36 La descendencia de sus siervos la heredará,
    Y los que aman su nombre habitarán en ella.

 

Alába a tu Dios !!!David termina el salmo mirando hacia el futuro a la alabanza que dedicará a Dios cuando reciba la victoria frente a sus acusadores. En esta sección nos enseña principios bien interesantes sobre la alabanza que debemos aprender y practicar.

La alabanza es el resultado de la bendición de Dios.
(29) La oración es la expresión de la necesidad, la alabanza es la expresión de haber recibido la bendición de Dios y la adoración es doblegarse totalmente ante la presencia de Dios. Sin embargo, en este salmo, el salmista cominza a alabar porque sabe que su oración ha sido contestada, así que aquí tenemos alabanza por fe.

La alabanza es agradable a Dios.
(30-31) En aquellos días, la base de la relación con el Señor eran los sacrificios de animales que tipificaban de antemano el sacrificio del Señor Jesús. Aquí el salmista expresa el agrado de Dios en la alabanza, el cántico y la exaltación porque se hace sobre la base no de un animal sino directamente. La alabanza agradable a Dios es la que se hace por fe.

La alabanza invita a los que la escuchan a confiar en el Señor.
(32-33) La alabanza tiene un efecto importante en quienes la escuchan. Algunos oyen nuestros testimonios de cómo Dios nos ha sacado del hoyo y del lodo cenagoso, entonces se gozan y comienzan también a buscar a Dios. La alabanza debe incluir tiempos en donde se puedan declarar las cosas que Dios ha hecho con los creyentes.

La alabanza declara el futuro glorioso del pueblo de Dios.
(34-36) Dios traerá salvación a Su pueblo y reedificará todas sus ciudades dando posesión a sus hijos por varias generaciones. Todos los que aman Su nombre habitarán en esta ciudad. Hoy tenemos nuestro Sion, la presencia de Dios en medio de nosotros cuando nos reunimos y adoramos, pero un día Dios cumplirá sus promesas a Israel y la restaurará completamente.

Alabar es un poderoso ejercicio que hace desatar la fe. Cuando lo hacemos el poder de Dios se manifiesta en forma impresionante entre nosostros. La alabanza de este tipo es la que proclama la grandeza de Dios por sobre todas las cosas. No espere hasta que haya recibido las bendiciones de Dios para alabar, alábelo anticipadamente y vea a Dios obrando poderosamente delante de usted.

 

Recomendaciones prácticas

Si está pasando por tribulación o angustia, alabe al Señor declarando las cosas que ya ha hecho por usted.

Busque una producción poderosa de alabanza y cante la grandeza de Dios, no vea lo grande de sus problemas, vea a Dios y Su majestad, pronto los problemas se verán pequeños.

 

Ore por:

  • Usted mismo, para que su testimonio lleve a otros a los pies de Cristo.
  • Que la alabanza en la iglesia esté llena de Palabra de Dios.
  • Que nuestras ciudades sean edificadas en excelencia para Dios.

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 14 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner