Hecho para una misión

 

Hecho para una misión

 

“Vayan y hagan discípulos de todas las naciones, bautizándolos en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, enseñándoles a obedecer todo lo que les he mandado a ustedes. Y les aseguro que estaré con ustedes siempre, hasta el fin del mundo”
MATEO 28:19-20 (NVI)

Vayan y hagan discípulos de todas las naciones... Mateo 28:19-20

Cumplir tu misión –traer personas a Dios—es el quinto propósito de Dios para tu vida. Hay varias razones por las que debes tomar en serio esta misión. Continuar la misión de Jesús en la tierra es un mandamiento. La Gran Comisión fue asignada a cada seguidor de Cristo. Quizás tú eres el único cristiano que algunas personas conocerán y tu misión es hablarles de Jesús. Tu misión es un privilegio maravilloso. Aunque es una gran responsabilidad también es un honor increíble ser usado por Dios.

Tu misión es lo mejor que puedes hacer por una persona. Tenemos las buenas nuevas y compartirlas es el acto de bondad más grande que podemos hacer. Tu misión tiene un significado eterno. No podrás hacer ninguna otra cosa que importe tanto como ayudar a las personas a establecer una relación con Dios. Tu misión  da significado a tu vida. No solo una persona va el cielo por tu causa, tu vida no puede considerarse un fracaso. El tiempo de Dios para la conclusión de la historia está vinculado con la culminación de nuestra comisión. Jesús no vendrá hasta que cada una de las personas que Dios quiere que oigan las buenas nuevas las hayan oído.

“Lo más importante es que culmine mi misión, lo obra que el Señor me encomendó”
HECHOS 20:24
(PAR)

Completar tu misión traerá gloria de Dios. La noche antes de ser crucificado, Jesús le dijo al Padre: “Yo te he glorificado en la tierra, y he llevado a cabo la obra que me encomendaste” (JUAN 17:4). ¿Podrás decir lo mismo cuando tu vida llegue a su fin? Dios bendice la vida de dedicación a su reino. El secreto para recibir la bendición de Dios es cooperar con su programa para el mundo, se parte de su obra en la tierra.


Comparte el mensaje de tu vida

 

“Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanza que hay en ustedes. Pero háganlo con gentileza y respeto.”
1 PEDRO 3:15-16
(NVI)

Estén siempre preparados para responder a todo el que les pida razón de la esperanca que hay en ustedes. Pero háganlo con gentileza y respeto. 1 Pedro 3:15-16

El mensaje de vida que Dios te he impartido se compone de cuatro partes:
Dios quiere que compartas tu testimonio. La esencia del testimonio es compartir tus experiencias personales con respecto al Señor. En una corte no se espera que el testigo discuta el caso, pruebe la verdad o presione el veredicto; ese es le trabajo de los abogados. Los testigos simplemente relatan lo que les pasó o lo que vieron. Jesús dijo: “Serás mi testigo” (HECHOS 1:8), no dijo –serás mi abogado-. “Quienes creen en el Hijo de Dios, tienen el testimonio de Dios en ellos” (1 JUAN 5:10 PAR).

Dios quiere que compartas con otros tus lecciones de vida. La segunda parte de tu mensaje son las verdades que Dios te ha enseñado en tus experiencias con él. Lecciones e ideas que has aprendido acerca de Dios, las relaciones, los problemas, las tentaciones y otros aspectos de la vida. Escribe las lecciones importantes que has aprendido de la vida, de manera que puedas compartirlas con otros. Debemos estar agradecidos con Salomón porque nos dio los libros de Proverbios y Eclesiastés, los cuales están llenos de lecciones prácticas para la vida.

“Para quien sabe apreciarla, una sabia reprensión vale tanto como una joya de oro muy fino”
PROVERBIOS 25:12
(BLS)

Dios quiere que expreses tus sagradas pasiones. Dios es un Dios apasionado. Ama con pasión algunas cosas y odia apasionadamente otras. Como has crecido cerca de él, te dará pasión por lo que quiere profundamente para que puedas ser su portavoz en el mundo. Puede ser una pasión acerca de un problema, un propósito, un principio o un grupo de personas. En cualquier caso, te sentirás obligado a hablar acerca de ellos y hacer una diferencia en lo que puedas.

“El corazón del hombre determina su hablar”
MATEO 12:34
(BAD)

“En el amor no hay temor, sino que el amor perfecto echa fuera el temor”
1 JUAN 4:18
(NVI)

Dios quiere que compartas las buenas nuevas. Nos deben importar los incrédulos ya que a Dios le preocupan. El amor no da alternativas. Un padre correría dentro de un edificio en llamas para salvar a su niño, porque su amor es más grande que tu temor. Si temes compartir las buenas nuevas con las personas cercanas a ti, pídele a Dios que llene tu corazón con su amor por ellos. Mientras tengas una persona conocida que aún no conoce a Cristo, debes orar por ella, servirle en amor y compartirle las buenas nuevas. Con tu conversión también te convertiste en el mensajero de Dios.


Conviertete en un cristiano de clase mundial

 

“Envíanos al mundo con las nuevas de tu poder salvador y tu plan eterno para la humanidad”
SALMO 67:2
(BAD)

Los cristianos de clase mundial saben que Jesús los salvó para servir y que fueron creados para una misión. Están ansiosos por recibir una asignación particular y se emocionan con el privilegio de ser usados por Dios. Su gozo, su confianza y entusiasmo son contagiosos porque saben que hacen una diferencia.

Jesús les dijo: “Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura”
MARCOS 16:15
(NVI)

Vayan por todo el mundo y anuncien las buenas nuevas a toda criatura, Marcos 16:15

Cómo pensar como un cristiano de “clase mundial”

Deja de pensar en ti mismo y piensa en otros. Este cambio es difícil porque estamos por naturaleza absortos en nosotros mismos. La única forma de cambiar este paradigma es dependiendo de Dios momento tras momento.

“Cada uno debe velar no solo por sus propios intereses sino también por los intereses de los demás”
FILIPENSES 2:4
(NVI)

Cambia de perspectiva local a global. Desde el principio él quiso a los miembros de la familia de cada nación que creó. El primer paso para comenzar a pensar globalmente es orar por países específicos. Consigue un globo terráqueo o mapa del mundo y ora por las naciones por su nombre. Otra forma de desarrollar un pensamiento global es leyendo y viendo las noticias con los ojos de la Gran Comisión. Dondequiera que haya cambios o conflictos, puedes estar seguro de que Dios los usará para atraer a la gente a él. La mejor forma de tener un pensamiento global es enrolarse en un proyecto misionero breve a otro país. No hay sustituto para ello. Una experiencia real en la vida de otra cultura es irremplazable.

Cambia de perspectiva temporal a eterna. Para sacar el mayor provecho a tu vida terrena debes mantener una perspectiva eterna. Eso te impedirá concentrarte en asuntos menores y te ayudará a distinguir entre lo que es urgente y lo que es trascendente. Muchas de las cosas en las que nosotros gastamos nuestras energías no tendrán importancia en un año y por consiguiente mucho menos en la eternidad. No cambies tu vida por cosas temporales. ¿Qué obstáculo estás permitiendo que se levante en el camino de tu misión? ¿Qué te impide ser un cristiano comprometido, de “clase mundial “? Sea lo que sea, quítalo de delante de ti.

“Dejemos a un lado todo lo que nos estorba”
HEBREOS 12:1
(DHH)

“Envíanos al mundo con las nuevas de tu poder salvador y tu plan eterno para la humanidad”
SALMOS 67:2
(BAD)

Deja las excusas y piensa en formas creativas para cumplir tu comisión. Si quieres ser como Jesús, debes tener un corazón que anhele alcanzar al mundo entero. No puedes sentirte satisfecho solo con que tu familia y tus amigos conozcan a Cristo. Hay más de seis mil millones de personas en la tierra y el Señor quiere encontrar a todos sus hijos perdidos. La Gran Comisión es tu comisión, y hacer tu parte es el secreto para vivir una vida significativa.


Equilibra tu vida

 

“Vive con el debido sentido de responsabilidad, no como los que no conoces el significado de la vida; sino como los que lo conocen”
EFESIOS 5:15
(PAR)

Equilibra tu vida

La vida con propósito requiere equilibrio y compromiso. Hay cuatro sencillas acciones para mantener los cinco propósitos de tu vida en equilibrio y bien encaminados.

Expresión: Considéralos conjuntamente con tu compañero espiritual o en grupos pequeños. La mejor manera de apropiarse de los principios de estos estudios es estudiándolos con otros grupos pequeños. La Biblia dice: “El hierro se afila con hierro, y el hombre en el trato con el hombre” PROVERBIOS 27:17 (PAR)
Aprovechemos mejor en comunidad. Estudien las implicaciones y aplicaciones de cada capitulo.

Evaluación: Somete con regularidad tu vida a un chequeo espiritual. La mejor manera de equilibrar los cinco propósitos en tu vida es evaluándote periódicamente. Dios le da un alto valor al hábito de autoevaluarse. Por lo menos cinco veces en la Escritura se nos dice que probemos y examinemos nuestra salud espiritual. Para tu salud espiritual requieres un chequeo ordinario de los cinco signos vitales: adoración, comunión, crecimiento en carácter, ministerio y misión.

“Hagamos un examen de conciencia y volvamos al camino del Señor”
LAMENTACIONES 3:40
(NVI)

Reflexión. Escribe tus progresos en un diario. La mejor manera de reforzar tus progresos en el cumplimiento de los propósitos de Dios en tu vida es llevar un diario espiritual. No es una agenda, sino una evidencia de las lecciones de la vida que no deseas olvidar. Recordamos lo que registramos. Escribir te ayuda a clarificar lo que Dios está haciendo en tu vida. Tu vida es un peregrinar, y un peregrinar merece un diario. Se lo debes a las futuras generaciones para preservar el testimonio de cómo Dios te ha ayudado a cumplir su propósito en la tierra. Será un testimonio que se repetirá mucho después de que estés en el cielo.

“Yo quiero ahora que le digas esas mismas cosas a los seguidores en quienes puedes confiar para que las compartan a otros”
2 TIMOTEO 2:2
(PAR)

Multiplicación. Enseña a otros. Si quieres continuar creciendo, la mejor manera de aprender más es enseñar a otros lo que has aprendido. Los que trasmiten sus conocimientos reciben más de Dios. Ahora que entiendes el propósito de tu vida, eres responsable de llevar el mensaje a otros. Probablemente, conoces a cientos de personas que no saben el propósito de la vida. Comparte esas verdades con tus hijos, tus amigos, tus prójimos y tus compañeros de trabajo.


Vive con propósito

 

“David, después de servir a su propia generación conforme al propósito de Dios, murió”
HECHOS 13:36
(NVI)

Vive con propósito tu vida

Hay muchas buenas cosas que puedes hacer con tu vida, pero estos cinco son los propósitos esenciales de Dios que debes cumplir. Desafortunadamente, es sencillo distraernos u olvidarnos de lo que es importante. Para prevenir esto, debes desarrollar una declaración de propósito para tu vida y revisarla periódicamente. Una declaración  de propósito especifica la dirección de tu vida, es un resumen de los propósitos de Dios, define qué entenderás por “éxito”, expresa tu “forma” y clarifica tus roles.

Las cinco preguntas más importantes en la vida

¿Cuál será el centro de mi vida? Esta pregunta atañe a la adoración. ¿Para quién vivirás? Puedes centrar tu vida alrededor de tu carrera, tu familia, y muchas otras actividades igualmente validas, pero ninguna suficientemente fuerte para sostenerte cuando la vida comience a desintegrarse. Necesitas un centro firme y estable.

¿Cuál será el carácter de mi vida? Esta es la pregunta del discipulado. ¿Qué clase de persona serás? Dios está más interesado en lo que eres que en lo que haces. Recuerda, el carácter te lo llevarás a la eternidad, tu carrera no.

¿Cuál será la contribución de mi vida? Esta pregunta se refiere al servicio. Según tu F.O.R.M.A. (Formación espiritual, Oportunidades, Recursos, Mi personalidad, Antecedentes), ¿cuál será tu mejor papel en la familia de Dios? ¿Fui formado para servir en un grupo específico en el cuerpo de Cristo?

¿Cómo será la comunicación de mi vida? Esto se refiere a tu misión entre los no creyentes. Tu declaración de misión debería incluir tu compromiso de compartir el testimonio y las buenas nuevas con otros, las lecciones y pasiones que Dios te ha dado, y el grupo especial de personas que Dios te ha asignado alcanzar.

“Nosotros, colaboradores de Dios, les rogamos que no reciban su gracia en vano”
2 CORINTIOS 6:1
(NVI)

¿Cuál será la comunidad de mi vida? Esta pregunta se refiere a la comunión. ¿Cómo mostraré mi compromiso con otros creyentes y con la familia de Dios? ¿Dónde practicaré los mandamientos de “unos a otros” con los demás cristianos? ¿A cuál congregación me uniré como un miembro activo? Cuanto más maduro seas, tanto más amarás al cuerpo de Cristo y te sacrificarás por él. Puedes comenzar a vivir una vida con propósito hoy mismo.

“Por lo tanto, si alguno está en Cristo, es una nueva creación. ¡Lo viejo ha pasado, ha llegado ya lo nuevo!
2 CORINTIOS 5:17
(NVI)



PDFDescargar en pdf | Escríbenos | Categoria: Un propósito para ti | Capítulo nº: 6 | Siguiente tema

Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|