Sea libre de malas influencias

2da. Semana de Septiembre de 2008

 

MATEO 12:30-37

30 El que no es conmigo, contra mí es; y el que conmigo no recoge, desparrama.
31 Por tanto os digo: Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres; mas la blasfemia contra el Espíritu no les será perdonada.
32 A cualquiera que dijere alguna palabra contra el Hijo del Hombre, le será perdonado; pero al que hable contra el Espíritu Santo, no le será perdonado, ni en este siglo ni en el venidero.
33 O haced el árbol bueno, y su fruto bueno, o haced el árbol malo, y su fruto malo; porque por el fruto se conoce el árbol.
34 !!Generación de víboras! ¿Cómo podéis hablar lo bueno, siendo malos? Porque de la abundancia del corazón habla la boca.
35 El hombre bueno, del buen tesoro del corazón saca buenas cosas; y el hombre malo, del mal tesoro saca malas cosas.
36 Mas yo os digo que de toda palabra ociosa que hablen los hombres, de ella darán cuenta en el día del juicio.
37 Porque por tus palabras serás justificado, y por tus palabras serás condenado.

 

 

las palabras que salen de los labios evidencian de la condición del corazón"Aquel que dijere, alguna palabra contra...". Es la frase clave de este pasaje. Las palabras que salen de los labios evidencian de la condición del corazón; palabras perversas, indican un corazón perverso.

Los fariseos vieron el obrar de Dios, sin embargo, sus corazones estaban cada vez más endurecidos en contra de Jesús. ¿Ha visto esto antes? Personas que ante la evidencia del poder de Dios en algún familiar, amigo, etc., reaccionan endureciendo más sus corazones y no quieren oír del amor de Dios. Algo similar estaba sucediendo con los fariseos de la época.

Jesús, trata aquí un asunto muy delicado para el corazón de Dios que sería bueno tomar en cuenta por nuestro propio bien. Empieza comparando o haciendo paralelos entre algunos pecados totalmente inadmisibles para un judío practicante de la ley de Moisés. "Todo pecado y blasfemia será perdonado a los hombres..." El adulterio no es imperdonable (véase Juan 8:1-11), ni tampoco lo es el homididio (Dios perdonó a David). Pero cuando una persona persiste en rechazar a Cristo y llega al lugar donde su corazón está tan encallecido que no se preocupa por su destino eterno, es demasiado tarde.

Jesús está predicando aquí el mensaje de Juan el Bautista (véase 3:7). Este llamó a los fariseos "generación de víboras" porque eran hijos de la antigua serpiente, el diablo. Tenían cierta forma de piedad, pero no conocían a Dios. Como Satanás, eran imitadores de la falsa piedad.

La religión ha sido siempre uno de los mejores esfuerzos del hombre para acercarse a Dios. Pero sólo a logrado eso: acercarse a Dios. El único puente que a unido a Dios con el hombre es Jesucristo.

 

Recomendaciones prácticas

No haga cosas que tengan apariencia de piedad. Las cosas de piedad deben estar en el corazón y manar de él.

La religión tiene sus virtudes pero puede tener más defectos, tenga cuidado con ella. Le puede hacer sentir bien, pero no necesariamente por estar en la voluntad soberana de Dios.

Ore por:

  • Usted mismo, para que sea un poderoso testigo y practicante de la fe en Jesucristo.
  • La iglesia, para que la religión no se instale en su organización.
  • El país, para que haya libertad e igualdad de cultos.

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 11 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner