No temas, Yo estoy contigo

3ra. Semana de Noviembre de 2008

 

SALMO 43:1-5

Plegaria pidiendo vindicación y liberación
 

1 Júzgame, oh Dios, y defiende mi causa; Líbrame de gente impía, y del hombre engañoso e inicuo.

 

   
2 Pues que tú eres el Dios de mi fortaleza, ¿por qué me has desechado? ¿Por qué andaré enlutado por la opresión del enemigo?

 

   
3 Envía tu luz y tu verdad; éstas me guiarán; Me conducirán a tu santo monte, Y a tus moradas.

 

   
4 Entraré al altar de Dios, Al Dios de mi alegría y de mi gozo; Y te alabaré con arpa, oh Dios, Dios mío.

 

   
5 ¿Por qué te abates, oh alma mía, Y por qué te turbas dentro de mí? Espera en Dios; porque aún he de alabarle, Salvación mía y Dios mío. (RVR60)

 

No temas, Yo estoy contigoDurante nuestra vida, tenemos tiempo en que sufrimos persecución. Esta puede ser de diversas formas y magnitudes: religiosas, políticas, ideológicas, racial, etc. En algunas circunstancias la persecución puede llevar hasta la muerte y destrucción. Pero, hay otras menos peligrosas aunque no dejan de inquietarnos, por ejemplo, cuando sufrimos rechazo debido a nuestra fe, aunque estemos iniciando una verdadera relación con Dios, (no únicamente un cambio de religión) la familia, amigos, compañeros de escuela o trabajo no aceptan nuestra fe. Esta situación llega a provocar desaliento en nuestra alma. Es por ello que es común escuchar: antes de conocer a Dios "me iba mejor". Podemos sentirnos identificados con el salmista cuando en ocasiones queremos compartir con alguien de nuestros tiempos a solas con Dios, de su amor y revelaciones, pero no solo no lo aceptan, sino que hasta se burlan.

Hay lugares muy violentos que, en algunos casos, puede ser el resultado de la represión religiosa, en otros, por las consecuencias del pecado. Podemos ver cada día los efectos de la maldad a nuestro alrededor: robos, secuestros, homicidios, etc. También algo muy real, pero que muchas veces no se le da la debida importancia, es el acoso o persecución sexual. El riesgo se da en todas las edades y sectores sociales: niños, jóvenes y aún adultos. El uso indebido de los medios de comunicación, también se convierten en un elemento que condiciona nuestra alma.

Antes éstas y otras situaciones difíciles lo mejor que podemos hacer es tener ese tiempo con Dios cada día, para que él nos de la confianza y fuerza necesarias. La manera de desarrollar esta áreas, es pasando tiempo de calidad con el Creador, así, podremos conocerle, amarle y servirle mejor. Que toda experiencia por difícil que sea nos lleve a alabarle y agradecerle por habernos guardado de peligros aún mayores. Contemos nuestras bendiciones.

Saber que Dios es nuestro defensor nos llena de paz y confianza. "Cuando pases por las aguas... por el fuego... no temas, Yo estoy contigo", dice el libro de Isaías 43.

 

 

Recomendaciones prácticas

En su tiempo de oración con el Señor, entréguele las circunstancias que le están ocasionando temor, podría ser algún tipo de persecución o acoso. Perdone a quienes le hallan hecho algún daño, y si usted lo ha ocasionado pida perdón a Dios y a quienes lo han sufrido.

Comparta con alguien que este pasando por dificultades (puede ser alguien muy cercano) compartale acerca de las promesas que ha encontrado en este bello salmo, como: "Dios es mi único refugio".

 

Ore por:

  • Que seamos fortalecidos en tiempo de persecución.
  • Que quienes se acercan a la iglesia encuentren la ayuda y consuelo que necesitan y conozcan a un Dios restaurador.
  • Que los gobernantes reconozcan que las mejores victorias "no son con espada ni con ejércitos, sino con Su Santo Espíritu".
| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 21 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner