José, un momento difícil, pero glorioso

3ra. Semana de Diciembre de 2008

 

MATEO 1:18-25

18 El nacimiento de Jesucristo fue así: Estando desposada María su madre con José, antes que se juntasen, se halló que había concebido del Espíritu Santo.

19 José su marido, como era justo, y no quería infamarla, quiso dejarla secretamente.

20 Y pensando él en esto, he aquí un ángel del Señor le apareció en sueños y le dijo: José, hijo de David, no temas recibir a María tu mujer, porque lo que en ella es engendrado, del Espíritu Santo es.

21 Y dará a luz un hijo, y llamarás su nombre JESÚS, porque él salvará a su pueblo de sus pecados.

22 Todo esto aconteció para que se cumpliese lo dicho por el Señor por medio del profeta, cuando dijo:

23 He aquí, una virgen concebirá y dará a luz un hijo,
Y llamarás su nombre Emanuel, que traducido es: Dios con nosotros.

24 Y despertando José del sueño, hizo como el ángel del Señor le había mandado, y recibió a su mujer.

25 Pero no la conoció hasta que dio a luz a su hijo primogénito; y le puso por nombre JESÚS. (RVR60)

 

María y José buscando un aposentoEn Mateo tenemos la situación del nacimiento de Jesús desde el punto de vista de José, mientras que en Lucas vemos más el punto de vista de María.

José y su dilema. (vers. 18) María y José estaban comprometidos para casarse. Un día la novia joven llegó con la noticia de que estaba embarazada. Seguramente José sorprendido debió preguntarse: ¿quién sería su padre? Ella dio una respuesta que lo debió dejar perplejo: había concebido del Espíritu Santo.
¿Creería José en una historia como esta? Todos los descendientes de David sabían que de una virgen vendría el Salvador, pero, ¿sería su novia la escogida?

José y su desición. (vers. 19) José llegó a la conclusión de que no podía ser cierto. A pesar de eso, por el amor que le tenía a María y como era un hombre justo no quiso que ella fuera acusada, perdiera la honra y terminara apedreada. Tomó la decisión de huir, para que lo acusaran a él y no a ella. En el fondo fue una decisión para guardar la espalda a su amada María. A pesar de su incapacidad para creer en las palabras de María, era un hombre con un corazón generoso y con un espíritu redentor.

José y su sueño. (vers. 20-23) Seguro que José pensó y pensó tanto en esto que se quedó dormido. En sueños apareció un ánge que le trajo la revelación que él necesitaba para tomar su decisión. El niño sería el cumplimiento de la promesa. Sería el que salvaría al mundo de sus pecados. Sería Dios entre los hombres. Sería la manifestación de la misericordia y el amor de Dios para toda la humanidad. Y José sería usado para brindar una familia terrenal a ese niño tan importante. Un llamado muy especial para este hombre.

José y su matrimonio. (vers. 24-25) José despierta del sueño y decide recibir a María como su mujer. Se guardó de llevar una vida marital normal, hasta que nació el niño. La revelación de la voluntad de Dios hace una inmensa diferencia en las decisiones que podemos tomar dada día. Podemos tener la mejor intención y tener un lindo corazón, pero estar equivocados. Por eso cada vez que tomamos una decisión debemos consultarla con el Señor y esperar hasta comprender Su voluntad.

Que bendición para nosotros. José tomó la decisión correcta y finalmente nació el niño que llegaría a ser nuestro Salvador.

 

 

Recomendaciones prácticas

Haga una lista de al menos diez personas y ore por ellas para compartirles las buenas noticias de que Jesús está esperándolos con los brazos abiertos.

Si va a tomar alguna decisión importante, siga el ejemplo de José. Tome la decisión que más conviene en amor y fe. Busque la voluntad de Dios durante su tiempo con Él y una vez que tenga claro lo que Dios quiere no lo dude, obedezca Sus instrucciones.

 

Ore por:

  • Que usted sea un poderoso testigo de la Salvación en Cristo.
  • Que en los planes del año que viene, la iglesia tenga mayor dependencia de Dios.
  • El país, para que Dios dé sabiduría a los gobernantes para tomar decisiones.
| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 25 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner