Cuidando el don que Dios le dio

2da. Semana de Marzo de 2009

 

1 TIMOTEO 4:6-16

Un buen ministro de Jesucristo
 

6 Si esto enseñas a los hermanos, serás buen ministro de Jesucristo, nutrido con las palabras de la fe y de la buena doctrina que has seguido.

7 Desecha las fábulas profanas y de viejas. Ejercítate para la piedad;

8 porque el ejercicio corporal para poco es provechoso, pero la piedad para todo aprovecha, pues tiene promesa de esta vida presente, y de la venidera.

9 Palabra fiel es esta, y digna de ser recibida por todos.

10 Que por esto mismo trabajamos y sufrimos oprobios, porque esperamos en el Dios viviente, que es el Salvador de todos los hombres, mayormente de los que creen.

11 Esto manda y enseña.

12 Ninguno tenga en poco tu juventud, sino sé ejemplo de los creyentes en palabra, conducta, amor, espíritu, fe y pureza.

13 Entre tanto que voy, ocúpate en la lectura, la exhortación y la enseñanza.

14 No descuides el don que hay en ti, que te fue dado mediante profecía con la imposición de las manos del presbiterio.

15 Ocúpate en estas cosas; permanece en ellas, para que tu aprovechamiento sea manifiesto a todos.

16 Ten cuidado de ti mismo y de la doctrina; persiste en ello, pues haciendo esto, te salvarás a ti mismo y a los que te oyeren. RVR60

 

El don que Dios te ha dado es un regalo para tiPablo hace una comparación entre el ejercicio corporal y el espiritual. Si bien es cierto que necesitamos ejercitar nuestro cuerpo para mantenerlo en buenas condiciones; también es importante que hagamos una práctica diaria de ejercicio espiritual. Porque el cuerpo se va desgastando y va perdiendo su energía con el paso de los años. En contraste, nuestro espíritu se va fortaleciendo y adquiriendo más energía en la medida que pasamos los años nutriéndonos de la Palabra de Dios. Esto es de sumo provecho porque nos prepara para esta vida y para la venidera (vers. 8).

Pero el apóstol no se queda en la recomendación sino que hace un énfasis, al decir en el verso 11 "esto manda y enseña", para aclarar que se requiere una vida de disciplina para asegurar la alimentación y desarrollo de nuestra fe. No es casualidad que Pablo haga esto, sino por el contrario él sabía que no resulta cómodo "ejercitarse para la piedad". Es muy parecido a lo que ocurre cuando va alguien al gimnasio por primera vez. Después de la sesión de inicio duelen todos los músculos y no hay ganas para levantarse al día siguiente y continuar.

Al mantenernos en esa práctica desarrollamos "el músculo espiritual" y logramos animar a otros creyentes, ayudándolos en su andar cristiano. Nos convertimos en modelos a ser imitados por someternos a la práctica disciplinada del ejercicio espiritual. Además Pablo subraya la necesidad de ser ejemplo a los creyentes, sin distinción de edad. Nadie es demasiado joven no demasiado anciano para esa tarea. Se trata de destacar por el uso de la Palabra, por una conducta intachable, por un espíritu que está sumergido en el Espíritu Santo, por una fe inquebrantable en todo lo que Dios ha ofrecido, y la indispensable santidad, expresada en un andar, mirar, tocar, pensar y hablar puro.

Una manera de descuidar el don que Dios nos dio es no usándolo. Dejando descuidadamente el precioso recurso que se nos entregó para cumplir Su propósito. Hemos sido llamados para ocuparnos en todo lo que nos enseña la Palabra, para echar raíces profundas, permanecer firmes, en todas las enseñanzas que nuestro Señor nos da. Incluso podemos estar enseñando los principios que hemos aprendido, pero no estar viviéndolos en nuestro día a día, por andar descuidadamente.

 

Recomendaciones prácticas

Si usted no está sirviendo en un ministerio de la iglesia acérquese y ofrézcase como voluntario, para que descubra las grandes oportunidades de gozarse en lo que Dios tiene para usted. Recuerde que más bienaventurado es dar que recibir. Si ya está apoyando la obra, entonces busque mejorar amando a todos sus hermanos y siendo ejemplo con un corazón enseñable. ¡Sea un modelo de servicio!

 

Ore por:

  • Mantener una vida en servicio dentro y fuera de la iglesia, con un testimonio de pasión por servir en todo lugar que lo requieran.
  • Hacer una iglesia de servidores fieles que ponen sus dones y talentos al servicio de sus hermanos y la comunidad.
  • Que las autoridades sean técnicos y profesionales capaces de hacer cambios y sean guiados por Dios en sus decisiones.

 

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 37 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner