Tiempo de arrepentimiento

3ra. Semana de Mayo de 2009

 

LUCAS 13:1-17

 

Arrepentíos o pereceréis

1 En este mismo tiempo estaban allí algunos que le contaban acerca de los galileos cuya sangre Pilato había mezclado con los sacrificios de ellos.

2 Respondiendo Jesús, les dijo: ¿Pensáis que estos galileos, porque padecieron tales cosas, eran más pecadores que todos los galileos?

3 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.

4 O aquellos dieciocho sobre los cuales cayó la torre en Siloé, y los mató, ¿pensáis que eran más culpables que todos los hombres que habitan en Jerusalén?

5 Os digo: No; antes si no os arrepentís, todos pereceréis igualmente.    

Parábola de la higuera estéril

6 Dijo también esta parábola: Tenía un hombre una higuera plantada en su viña, y vino a buscar fruto en ella, y no lo halló.

7 Y dijo al viñador: He aquí, hace tres años que vengo a buscar fruto en esta higuera, y no lo hallo; córtala; ¿para qué inutiliza también la tierra?

8 Él entonces, respondiendo, le dijo: Señor, déjala todavía este año, hasta que yo cave alrededor de ella, y la abone.

9 Y si diere fruto, bien; y si no, la cortarás después.    

Jesús sana a una mujer en el día de reposo

10 Enseñaba Jesús en una sinagoga en el día de reposo;

11 y había allí una mujer que desde hacía dieciocho años tenía espíritu de enfermedad, y andaba encorvada, y en ninguna manera se podía enderezar.

12 Cuando Jesús la vio, la llamó y le dijo: Mujer, eres libre de tu enfermedad.

13 Y puso las manos sobre ella; y ella se enderezó luego, y glorificaba a Dios.

14 Pero el principal de la sinagoga, enojado de que Jesús hubiese sanado en el día de reposo, dijo a la gente: Seis días hay en que se debe trabajar; en éstos, pues, venid y sed sanados, y no en día de reposo.

15 Entonces el Señor le respondió y dijo: Hipócrita, cada uno de vosotros ¿no desata en el día de reposo su buey o su asno del pesebre y lo lleva a beber?

16 Y a esta hija de Abraham, que Satanás había atado dieciocho años, ¿no se le debía desatar de esta ligadura en el día de reposo?

17 Al decir él estas cosas, se avergonzaban todos sus adversarios; pero todo el pueblo se regocijaba por todas las cosas gloriosas hechas por él. RVR60

 

ArrepentirseEl tono de las palabras del Señor va haciéndose paulatinamente más solemne, advirtiendo a sus oyentes que ya es hora para el arrepentimiento, y que el tiempo se va acortando para Israel.

Cuando le mencionan que unos galileos fueron asesinados cruelmente por orden de Pilato, inmediantamente corrige un concepto equivocado que existe aun hasta hoy: Que la muerte tan terrible les había sobrevenido por ser más pecadores que los demás. Jesús no dice; todos son pecadores y necesitan arrepentirse. Aquellos que sufren accidentes, o enfermedades mortales, o les ocurre alguna otra desgracia, no es necesariamente porque Dios los esté castigando por algún pecado muy grave.

Si hay dolor, sufrimiento y muerte en la tierra, es porque la humanidad en su conjunto pecó en Adán y está bajo el juicio de Dios, tal como lo explica Pablo en Romanos 5:12-21. Por eso les dice que todos tienen que arrepentirse; sino para ser reconciliados con Dios, asegurar su destino eterno y evitar el sufrimiento eterno en el infierno, que será infinitamente más terrible que cualquier sufrimiento actual.

Continuando con el tema del arrepentimiento, Jesús utiliza la parábola de la higuera estéril, para mostrar la situación espiritual de Israel. El dueño de la viña representa a Dios; el viñador es Jesús, y la higuera el pueblo de Israel. Dios ha esperado inútilmente por mucho tiempo que muestre fruto; y está por cortar a su pueblo. Jesús muestra su amor intercedindo por el, pero solo pide "un año" más, por también es justo y no puede tolerar su persistente incredulidad y rebeldía.

Solo tendrían que pasar unos cuarenta años para que se cumpliera el juicio de Dios con la muerte de miles, la destrucción de Jerusalén y la desaparición de Israel como nación. Dios es amor, es misericordioso, es paciente; pero no puede dejar de ser santo y justo para castigar el pecado.

Y como para no dejar dudas, en cuanto al amor y la misericordia de Dios, sana a una mujer que por 18 años sufría de una opresión maligna que la tenía severamente encorvada. Criticado por el principal de la sinagoga por hacerlo en día de reposo, Jesús le hace ver claramente su hipocresía, porque no era por respeto al día de reposo que criticaba, sino por envidia del poder y creciente popularidad de Jesús.

 

Recomendaciones prácticas

Este pasaje nos enseña dos lecciones muy importantes: primero, no juzgar fácilmente a las personas que están pasando por una situación difícil - especialmente creyentes - acusándolos de estar en pecado, porque añadimos dolor a su dolor. Segundo, cuidarnos de la envidia y de la crítica mal sana, que causan dolor al corazón de Dios.

 

Ore por:

  • Un corazón compasivo con las personas que sufren, y disposición para aliviar su dolor.
  • Una iglesia libre de espíritu crítico, así como de envidias y críticas mal sanas.
  • Que muchos en nuestra nación tomen conciencia de que es tiempo de arrepentirse de toda forma de idolatría y rebeldía contra Dios.

 

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 

Romanos 5: 12-21

Adán y Cristo

12 Por tanto, como el pecado entró en el mundo por un hombre, y por el pecado la muerte, así la muerte pasó a todos los hombres, por cuanto todos pecaron.
13 Pues antes de la ley, había pecado en el mundo; pero donde no hay ley, no se inculpa de pecado.
14 No obstante, reinó la muerte desde Adán hasta Moisés, aun en los que no pecaron a la manera de la transgresión de Adán, el cual es figura del que había de venir.
15 Pero el don no fue como la transgresión; porque si por la transgresión de aquel uno murieron los muchos, abundaron mucho más para los muchos la gracia y el don de Dios por la gracia de un hombre, Jesucristo.
16 Y con el don no sucede como en el caso de aquel uno que pecó; porque ciertamente el juicio vino a causa de un solo pecado para condenación, pero el don vino a causa de muchas transgresiones para justificación.
17 Pues si por la transgresión de uno solo reinó la muerte, mucho más reinarán en vida por uno solo, Jesucristo, los que reciben la abundancia de la gracia y del don de la justicia.
18 Así que, como por la transgresión de uno vino la condenación a todos los hombres, de la misma manera por la justicia de uno vino a todos los hombres la justificación de vida.
19 Porque así como por la desobediencia de un hombre los muchos fueron constituidos pecadores, así también por la obediencia de uno, los muchos serán constituidos justos.
20 Pero la ley se introdujo para que el pecado abundase; mas cuando el pecado abundó, sobreabundó la gracia;
21 para que así como el pecado reinó para muerte, así también la gracia reine por la justicia para vida eterna mediante Jesucristo, Señor nuestro.

 


 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 47 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner