El perfil del servidor

4ta. Semana de Agosto de 2009

 

1 TIMOTEO 3:1-13

Requisitos de los obispos
 

1 Palabra fiel: Si alguno anhela obispado, buena obra desea.

 

2 Pero es necesario que el obispo sea irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar;

 

3 no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias deshonestas, sino amable, apacible, no avaro;

 

4 que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción con toda honestidad

 

5 (pues el que no sabe gobernar su propia casa, ¿cómo cuidará de la iglesia de Dios?);

 

6 no un neófito, no sea que envaneciéndose caiga en la condenación del diablo.

 

7 También es necesario que tenga buen testimonio de los de afuera, para que no caiga en descrédito y en lazo del diablo.

 

Requisitos de los diáconos
 

8 Los diáconos asimismo deben ser honestos, sin doblez, no dados a mucho vino, no codiciosos de ganancias deshonestas;

9 que guarden el misterio de la fe con limpia conciencia.

10 Y éstos también sean sometidos a prueba primero, y entonces ejerzan el diaconado, si son irreprensibles.

11 Las mujeres asimismo sean honestas, no calumniadoras, sino sobrias, fieles en todo.

12 Los diáconos sean maridos de una sola mujer, y que gobiernen bien sus hijos y sus casas.

13 Porque los que ejerzan bien el diaconado, ganan para sí un grado honroso, y mucha confianza en la fe que es en Cristo Jesús. RVR60

 

Cuando revisamos el perfil que se le solicita al que anhela servir al Señor en lo que podemos llamar un compromiso mayor de tiempo completo, "la barra sube bien alto", y los requisitos son más exigentes.

En base a ello, piense un instante cuando usted mira al espejo, ¿qué es lo que ve? Claro, se ve a usted mismo. Pero la clave de nuestro ministerio para el Señor es que Dios no está interesado en vernos en lo natural, es decir: desfigurados por el pecado.
Lo que busca es que usted se vea como Él lo ve: transformado, porque Cristo está en usted.

La confusión en esta enseñanza es creer que primero hay que completar los requisitos. Es decir: irreprensible, marido de una sola mujer, sobrio, prudente, decoroso, hospedador, apto para enseñar, no dado al vino, no pendenciero, no codicioso de ganancias desonestas, amable, apacible, no avaro, que gobierne bien su casa, que tenga a sus hijos en sujeción, que tenga buen testimonio de los de afuera, y otros más, como si fuera una lista de chequeo. Pasando por alto que todo ello es el fruto, el resultado de una vida consagrada primero al Señor y de dependencia absoluta del Espíritu Santo. De lo contrario, esto se convertiría en una lista imposible de cumplir o, lo que es peor, sería la lista de lo que se consideran mejores que otros. Ninguno es digno de servir al Señor en sus propias, y muy limitadas fuerzas. Él nos da de Su dignidad para poder servirle y de Él dependemos para alcanzar esa gracia

" Por tanto, nosotros todos, mirando a cara descubierta como en un espejo la gloria del Señor, somos transformados de gloria en gloria en la misma imagen, como por el Espíritu del Señor." 2 Corintios 3:18servidores del Señor

Esto no es una licencia para tomar ligeramente tan grande responsabilidad, sino muy por el contrario no permite descansar en Aquel que nos califica para la obra del ministerio. Porque todos los que anhelamos servirle debemos hacerlo con el mayor cuidado posible. Todos los cristianos debemos tener un buen testimonio de los de afuera y de los de adentro. Es decir en la iglesia local y en el vecindario o centro de labores. Naturalmente el que desea servir en especial deberá tener en cuenta que "al que más se le da, más se le demandará"

Teniendo una relación diaria con el Señor es la mejor manera para que el toque de Su presencia en usted, siga haciendo la obra transformadora que se inició el día que le entregó su vida a Jesús.

Recomendaciones prácticas

Inicie es su hogar un nuevo tiempo de relación con los suyos. Sea un testimonio de humildad y sujeción a la palabra de Dios amándolos y ayudándolos a creer y confiar en Aquel que está operando en usted. ¡Dele gloria a Dios y sea un ejemplo de fe en Cristo Jesús!

 

Ore por:

  • Una vida de profunda intimidad con Dios a través de la lectura de Su palabra y de una vida de oración intensa.
  • Una iglesia que es guiada por Dios bajo el poder del Espíritu Santo.
  • Una nación que tiene líderes y autoridades que está transformando la sociedad en base a los principios bíblicos.

 

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 61 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner