Permita ser llevado al desierto

4ta. Semana de Septiembre de 2009

 

SALMOS 63:1-11


Dios, satisfacción del alma
Salmo de David, cuando estaba en el desierto de Judá.
 

1 Dios, Dios mío eres tú;
    De madrugada te buscaré;
    Mi alma tiene sed de ti, mi carne te anhela,
    En tierra seca y árida donde no hay aguas,

   
2 Para ver tu poder y tu gloria,
    Así como te he mirado en el santuario.

   
3 Porque mejor es tu misericordia que la vida;
    Mis labios te alabarán.

   
4 Así te bendeciré en mi vida;
    En tu nombre alzaré mis manos.

   
5
Como de meollo y de grosura será saciada mi alma,
    Y con labios de júbilo te alabará mi boca,

   
6 Cuando me acuerde de ti en mi lecho,
    Cuando medite en ti en las vigilias de la noche.

   
7 Porque has sido mi socorro,
    Y así en la sombra de tus alas me regocijaré.

   
8 Está mi alma apegada a ti;
    Tu diestra me ha sostenido.

   
9 Pero los que para destrucción buscaron mi alma
    Caerán en los sitios bajos de la tierra.

   
10 Los destruirán a filo de espada;
    Serán porción de los chacales.

   
11 Pero el rey se alegrará en Dios;
    Será alabado cualquiera que jura por él;
    Porque la boca de los que hablan mentira será cerrada. RVR60

 

Permita ser llevado al desiertoDavid clama a Dios con estas palabras, cuando estaba oculto en el desierto de Judea. En el desierto, todo está seco, no hay agua, no hay vida, por lo tanto es un lugar inhóspito y duro de habitar. Esta experiencia, hace que David asocie con lo que siente su alma al pasar por zonas de desierto espirituales. Tanto para la vida física como la espiritual, estar en el desierto es algo sumamente difícil.

Lo mismo le sucedió al pueblo de Dios, Israel, cuando Dios lo llevo al desierto para probar lo que había en su corazón. Desde luego que salió a la luz, lo que había en sus corazones. Las idolatrías, las influencias de Egipto, las quejas y murmuraciones, etc. pero también se podía notar la ausencia de Dios en sus vidas. Así como también cosas sorprendentes les sucedieron, como que la ropa y el calzado no se les gastaron (durante 40 años), veían salir agua de la roca y disfrutar de este preciado líquido, el alimento (Maná) no les falto en todo el tiempo de la travesía, la nube de día y la columna de fuego en la noche los protegía durante todo su caminar por esos lugares desérticos. Los relatos bíblicos no son para juzgar o pensar lo que les pasó a aquellos que lo vivieron, sino para nuestra enseñanza, edificación y advertencia, además de fortalecer nuestra fe.

Así como Dios proveyó para Su pueblo y luego para Su siervo, no hay duda que hará lo mismo por todo aquel que pase por ese "desierto" si clama a Él y lo busca.

Quizá haya días que sentirá los efectos de la sequedad y hambre de su alma, y qué oportuno es dedicar este tiempo a la búsqueda de Aquel que puede satisfacer el alma.

Es grato saber de las acciones del salmista en su relación con Dios y como Él respondía a la total confianza que este siervo le depositaba. Es grato saber que nosotros, por medio de Cristo, tenemos acceso libre al Padre, y que al igual que a David, Él nos responderá con grandes cosas.

 

Recomendaciones prácticas

Si tiene oportunidad haga un repaso a la historia de la travesía del pueblo de Israel por el desierto. Medite en todos los hechos poderosos que Dios hizo a su favor. Luego, permita que el Espíritu de Dios le muestre si su corazón ha sido probado y aprobado de esta manera.

Compare el estado de su alma con las actitudes visibles que describe el Salmo 103:1-5. En donde se describe los resultados de enseñar a nuestra alma a bendecir al Señor y a no olvidar todos sus beneficios.

 

Ore por:

  • Que usted sea consciente y agradecido que Dios le ha sacado, no una sino muchas veces de algún desierto.
  • Que el pueblo de Dios haya siervos conforme al corazón de Dios. Sensibles y obedientes a Él.
  • Que, por la gracia de Dios, haya sustento alimenticio para cada habitante en nuestro país.

 

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 65 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner