Dios proveerá todo lo que nos falte

3ra. Semana de Octubre de 2009

 

MATEO 6:25-34


El afán y la ansiedad

25 Por tanto os digo: No os afanéis por vuestra vida, qué habéis de comer o qué habéis de beber; ni por vuestro cuerpo, qué habéis de vestir. ¿No es la vida más que el alimento, y el cuerpo más que el vestido?

26 Mirad las aves del cielo, que no siembran, ni siegan, ni recogen en graneros; y vuestro Padre celestial las alimenta. ¿No valéis vosotros mucho más que ellas?

27 ¿Y quién de vosotros podrá, por mucho que se afane, añadir a su estatura un codo?

28 Y por el vestido, ¿por qué os afanáis? Considerad los lirios del campo, cómo crecen: no trabajan ni hilan;

29 pero os digo, que ni aun Salomón con toda su gloria se vistió así como uno de ellos.

30 Y si la hierba del campo que hoy es, y mañana se echa en el horno, Dios la viste así, ¿no hará mucho más a vosotros, hombres de poca fe?

31 No os afanéis, pues, diciendo: ¿Qué comeremos, o qué beberemos, o qué vestiremos?

32 Porque los gentiles buscan todas estas cosas; pero vuestro Padre celestial sabe que tenéis necesidad de todas estas cosas.

33 Mas buscad primeramente el reino de Dios y su justicia, y todas estas cosas os serán añadidas.

34 Así que, no os afanéis por el día de mañana, porque el día de mañana traerá su afán. Basta a cada día su propio mal. RVR60

 

Dios proveerá todo lo que nos falte ¡Qué preciosas promesas para nosotros!

Recuerde que estas declaraciones de Jesús están en el contexto del pasaje de Mateo 6:16-24. Debemos crecer y madurar en la fe, de tal manera que podamos confiar y descansar en Dios en medio de cualquier situación de la vida. El afán, se define como la preocupación excesiva acerca de algo sin plantear ninguna solución, sólo por el hecho de preocuparse para sentirse mal.

¿Le ha pasado?
Creemos que a todos en algún momento. Lo importante es que no debemos continuar en ese estado de estancamiento espiritual y empezar a creer en la provisión de Dios para nuestra vida.

El salmista lo dijo asi: "no he visto justo desamparado ni a su descendencia que mendigue pan.. ." nuestro Jehová Jireh (proveedor) no sólo sabe de nuestras necesidades sino que tiene un plan para suplirlas.
El apóstol Pablo, inspirado por el Espíritu Santo, dijo estas palabras a una iglesia generosa: "mi Dios pues suplirá todo lo que os falte conforme a sus riquezas en gloria en Cristo Jesús.. ."

La última indicación en este pasaje es que no debemos afanarnos, pues cada día trae su propio afán.
Estemos alerta y descansemos en Él. Seamos generosos.

 

Recomendaciones prácticas

¿Alguna vez se ha sentido muy preocupado al punto de no poder dormir bien o desconcentrarse en el trabajo o estudios?
Descanse en el Señor. Empiece a hablar en fe declarando con su boca y creyendo en su corazón que Dios resolverá todas sus necesidades económicas, de salud, trabajo o lo que sea.

Practique la generosidad en medio de la escasez.

Ore por:

  • Que usted crea en las promesas de Dios con Fe.
  • Que la iglesia promueva el desarrollo empresarial de los jóvenes.
  • Que la pobreza retroceda en el país gracias a una buena planificación del estado.

 

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 68 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner