Cristo, ¡Nuestro mejor defensor!

1ra. Semana de Noviembre de 2009

 

1 JUAN 2:1-6


Cristo, nuestro abogado
 

1 Hijitos míos, estas cosas os escribo para que no pequéis; y si alguno hubiere pecado, abogado tenemos para con el Padre, a Jesucristo el justo.

 

2 Y él es la propiciación por nuestros pecados; y no solamente por los nuestros, sino también por los de todo el mundo.

 

3 Y en esto sabemos que nosotros le conocemos, si guardamos sus mandamientos.

 

4 El que dice: Yo le conozco, y no guarda sus mandamientos, el tal es mentiroso, y la verdad no está en él;

 

5 pero el que guarda su palabra, en éste verdaderamente el amor de Dios se ha perfeccionado; por esto sabemos que estamos en él.

 

6 El que dice que permanece en él, debe andar como él anduvo. RVR60

 

Nuestro mejor defensorEn el pasaje, Juan una y otra vez hace hincapié en el asunto de confesar nuestros pecados además de las advertencias, nos muestra las promesas reservadas para quienes obedecen. Lo que el apóstol Juan escribe es para advertir acerca del pecado, pero junto con esto dice que tenemos ante el Padre a un "defensor" si llegáramos a caer.
Jesucristo es denominado el "abogado celestial" y Él nunca ha perdido ningún caso. Su defensa es correcta y limpia. En un mundo donde hay tanta injusticia, que aun en nuestro sistema de leyes y quienes participan se llegan a prestar a la corrupción y al cohecho, es una linda bendición saber que tenemos un abogado que es nuestro Salvador y un juez que es nuestro Padre. ¡Aleluya!

Un buen "termómetro espiritual" es la declaración del Apóstol: "Si obedecemos los mandamientos de Dios, podemos estar seguros de que hemos llegado a conocerlo" ¡Qué tremenda sentencia! Aquí es claro que lo que creemos sa ha de traducir más que un mero conocimiento, en práctica. Claro que todo va aunado a un crecimiento, proceso y experiencia con Dios. Pero, es urgente proponerlo y hacerlo; no solo decirlo.

Una forma de mentir que quizá no hemos considerado como tal es lo que expone Juan, "decir que le conozco pero no le obedezco". Para la mayoría de los creyentes el área de la obediencia es de las más críticas. Porque nuestra tendencia natural es la desobediencia (no es una excusa), es por esto que hemos de estar dispuestos a "crucificar al viejo hombre" día a día.
Así como humillarnos "bajo la mano poderosa de Dios" y depender del poder del Espíritu Santo para vivir conforme a su plan.

Si está pasando por gran necesidad de amor en este tiempo, permita que el amor de Dios se perfeccione es su vida obedeciendo a la Palabra de Dios. Y viva como Jesús vivió. Este es el reto de la Palabra hoy.

 

Recomendaciones prácticas

¿Recuerda alguna experiencia reciente, cuando pudo experimentar la "defensa de su abogado"? ¿Ha llegado a la etapa de madurez espiritual en la que ya no pone excusas o busca culpables, y acepta su pecado? ¿Tiene identificadas las áreas en las que le cuesta más obedecer a Dios?

Después de meditar en estas preguntas, ore al Señor y pida su ayuda en esas áreas frágiles y dé gracias por lo avanzado en su caminar.

 

Ore por:

  • Que estemos atentos a "lo escrito" en la Palabra, como advertencia y bendición personal.
  • Que se enseñen y practiquen los mandamientos de Dios.
  • Que se posible llegar con la Palabra a lugares de poco acceso (cárceles, hoteles, escuelas, etc.)

 

| Abreviaturas de las diferentes Biblias utilizadas:

BAD, Biblia al Día;
BDLA, Biblia de las Américas;
DHH, Dios Habla Hoy;
NVI, Nueva Versión Internacional;
RVR60, Reina Valera 1960;
BLS
, Biblia en Lenguaje Sencillo y
PAR, Paráfrasis de diferentes versiones bíblicas.|

 Rss | Escríbenos | Categoría: Meditación de la Semana | Meditación nº: 71 | Ir al siguiente tema »

Añadir a Mi Yahoo!Agregar a Google ReaderAgregar a netvibesSuscribirse a Bloglines

Si deseas recibir por correo electrónico las meditaciones semanales, solo tienes que introducir tu email en el siguiente recuadro:

Delivered by FeedBurner